Redadas no detendrán la migración a EE.UU.

El diplomático explicó en una entrevista con la radio local Emisoras Unidas que antes de la Navidad las autoridades de Estados Unidos les expresaron su preocupación porque la cifra de migración de menores no acompañados al país norteamericano no había disminuido en 2015

Autor:

Juventud Rebelde

GUATEMALA, enero 4.— Las redadas que realizan las autoridades estadounidenses en contra de los migrantes no van a detener este fenómeno, consideró el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, al confirmar la detención de 26 ciudadanos de su país el pasado fin de semana.

El diplomático explicó en una entrevista con la radio local Emisoras Unidas que antes de la Navidad las autoridades de Estados Unidos les expresaron su preocupación porque la cifra de migración de menores no acompañados al país norteamericano no había disminuido en 2015.

Alrededor de 25 000 menores de Guatemala, El Salvador y Honduras fueron deportados el año pasado, pero los datos se tienen que verificar con México y EE.UU., aseveró, según reportó la agencia EFE.

En 2014 fueron deportados 65 000 menores de esos tres países, que integran el Triángulo Norte de Centroamérica.

Morales dijo que la respuesta de Guatemala ante la preocupación de las autoridades estadounidenses fue categórica: «O trabajamos para prevenir la migración o trabajamos para que nuestra gente encuentre oportunidades económicas en su país de origen, o la migración no la vamos a parar».

Agregó que en ese marco anunciaron los operativos de fin de año para buscar a unos 300 guatemaltecos que ingresaron al país del norte a partir de enero de 2014 y que tenían una orden de deportación final.

De ellos fueron arrestados 26 en Texas, pero «no nos dijeron si van a continuar buscando al resto», añadió.

El Ministro de Relaciones Exteriores indicó que el cónsul guatemalteco Jorge Archila se entrevistará con cada uno de los 26 detenidos para conocer su situación y establecer si aún pueden apelar su deportación.

Admitió, sin embargo, que si ya tienen la orden de deportación final «es muy poco lo que podemos hacer».

El jefe de la diplomacia manifestó que la asistencia legal para los inmigrantes es parte de las falencias del Estado de Guatemala, no solo por la falta de recursos sino por lo oneroso que resulta pagar un abogado, lo que costaría entre 8 000 y 10 000 dólares en cada uno de los 15 consulados en Estados Unidos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.