Ospaaal: medio siglo de solidaridad entre tres continentes

La Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina ha jugado un papel de unidad entre las fuerzas revolucionarias del mundo

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Corría el mes de enero de 1966 y Cuba, una nación que recién estrenaba su Revolución liderada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, era escenario de la Conferencia Tricontinental de los pueblos de África, Asia y América Latina, cita de la que naciera la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (Ospaaal) que durante 50 años —alcanzados este 15 de enero— ha jugado un papel de unidad entre las fuerzas revolucionarias del mundo.

Entre los objetivos estaban alcanzar la liberación, la independencia y la soberanía nacional de los pueblos, frente al imperialismo, contra el apartheid, el colonialismo, el neocolonialismo, flagelos que aún imperan en el mundo y que obligan al mantenimiento de la Ospaaal y su lucha.

Durante 12 días, 512 delegados de 82 países, los pueblos del Tercer Mundo alzaron sus voces a favor de las causas justas.

La Habana recibía a figuras políticas internacionales de la talla de Salvador Allende, de Chile; Amílcar Cabral, de Guinea Bissau y Cabo Verde; del guatemalteco Luis Augusto Turcios Lima; el guyanés Cheddy Jagan; Pedro Medina Silva, de Venezuela; y el uruguayo Rodney Arismendi, entre otros.

Además, la cita también brilló con los trascendentales mensajes enviados por el entonces presidente vietnamita Ho Chi Minh; el líder de la RPD de Corea, Kim Il Sung; el egipcio Gamal Abdel Nasser; el argelino Houari Boumedienne y el tanzano Julius Nyerere, así como de destacados políticos de la época, entre ellos el primer ministro chino Chou En Lai y el ruso Alexei Kosygin.

Todos dieron vida a una organización que ya alcanza el medio siglo de existencia desde que en sus inicios puso en práctica su intención de unir, coordinar e impulsar la lucha de los pueblos de los tres continentes contra el colonialismo, el neocolonialismo y el imperialismo.

La Ospaaal se dio a la tarea de prestar firme y solidario apoyo a los países recién liberados del colonialismo y los que serían posteriormente librados de ese flagelo.

En ese sentido defendería también el derecho de cada pueblo, una vez conquistada su independencia, a darse el gobierno, la ley y el régimen político, económico y social que determinase su voluntad soberana, sin interferencias foráneas.

Estimularía, de esa manera, la cooperación efectiva y oportuna entre las naciones para asegurar sus aspiraciones a la paz, el desarrollo y la prosperidad social.

Y como último objetivo, la Ospaaal, promovería la defensa del patrimonio y la identidad cultural, el acceso a la información y a la educación, valores que contrastarían con la propaganda desinformativa y la penetración ideológica y cultural colonialista e imperialista.

Para ello fueron creados el boletín y la revista Tricontinental, donde el Comandante Ernesto Che Guevara estampara su Mensaje a los pueblos del mundo, en el que resaltaron sus ideas de unidad para enfrentar toda forma de dominación y colonialismo. «Es la hora de atemperar nuestras discrepancias y ponerlo todo al servicio de la lucha», expresó el guerrillero que ya ponía en práctica en Bolivia el llamado expresado en la frase que recorrió el mundo, desde la esperanza de quienes sintieron la necesidad de conquistar la libertad y la independencia de los pueblos con la voluntad de «Crear dos, tres… Muchos Vietnam».

Desde entonces, durante los últimos 50 años, la Tricontinental ha persistido sin descanso en esa lucha, a través de ese y otros medios de propaganda, entre los que está la Editora Tricontinental.

La Ospaaal ha logrado neutralizar la acción de la difusión enemiga que ha pretendido tergiversar la lucha de los pueblos, dividir el movimiento revolucionario y distorsionar las causas que originan las revoluciones, nacidas de las condiciones de vida y la conciencia de cada país y no de su exportación.

Hoy, la Ospaaal está dirigida por un Secretariado Ejecutivo Internacional conformado por cuatro representantes de cada uno de los tres continentes. La sede de la Organización se ubica en La Habana y cuenta con otras 56 estructuras en 46 países y un conjunto más amplio de fuerzas políticas, movimientos sociales, asociaciones de amistad e instituciones.

Transitando los inicios del siglo XXI, aún el mundo sufre los embates del neocolonialismo y la dominación, razones que nos reafirman que están más vigentes que nunca las bases por las que trabaja la Ospaaal.

En clara demostración de que la organización tiene por delante nuevos desafíos ante el complicado escenario mundial, Cuba volverá a servir de escenario para celebrar este viernes el aniversario de ese conglomerado.

La recordación tendrá lugar en el Salón Solidaridad del Hotel Habana Libre, en el mismo recinto en el que entre el 3 y el 14 de enero de 1966, figuras de innegable talla política gestaron y vieron nacer la Ospaaal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.