Presenta Maduro Decreto de Contigencia Económica

Reiteró ante la oposición mayoritaria de la Asamblea el llamado al diálogo, a la unión nacional, al trabajo y la paz

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS, enero 15.— El pueblo bolivariano recibió con vítores al presidente Nicolás Maduro a su llegada al Palacio Legislativo para llevar, en la tarde de este viernes, el mensaje anual de su gestión, por primera vez ante una Asamblea Nacional con mayoría opositora, a la que le dijo que los revolucionarios aspiraban a «un país de paz, que se hace con gran esfuerzo reconociendo la realidad de uno y de otros», y llamó a la unión nacional al diálogo constructivo y al trabajo para afrontar la emergencia económica.

Recordó en su Memoria y Cuenta de Gobierno del año 2015, que son días de tenso debate político, económico y social y aseguró que el país quería para este año 2016 «la paz que nos cobije a todos» y que el país tome un rumbo de economía creciente que genere riquezas y empleos y no que se hunda y entre en etapa catastrófica.

Todo el bloque de la Patria y el alma buena de todos los venezolanos, dijo, desea que nos asignemos grandes metas que preserven la vida constitucional, la paz y el desarrollo económico de la nación, puntualizó el Presidente de Venezuela en su discurso trasmitido por Venezolana de Televisión y en cadena nacional.

A pocos minutos de su presentación acotó que estaba en la obligación de protestar el trato que se le dio en esta Asamblea a dos símbolos de la patria, a Simón Bolívar y a Chávez, dos símbolos de épocas históricas de redención, en referencia a la acción tomada por el actual presidente de la AN, el adeco Henry Ramos Allup, quien ordenó el día de la instalación de este parlamento retirar sus imágenes. No puedo creer que no haya un solo venezolano que no ame a Simón Bolívar. Simón Bolívar, punto sagrado de encuentro,  señaló Maduro, quien le dio como regalo a Allup información complementaria sobre el trabajo científico que permitió esa reconstrucción del rostro de El Libertador «para que vea porque amamos a Simón Bolívar, a la imagen que usted echó de esta sala», enfatizó.

Reconoció que no era fácil manejar el conflicto de poderes que hay en Venezuela en el que se están confrontando dos modelos, un poder popular revolucionario y socialista que no va a arriar sus banderas, sino que hoy las acariciando con más amor y pasión, aseguró, y un poder que representan ustedes que han logrado una mayoría circunstancial de carácter constitucional.

El Presidente Maduro, en su detallado análisis del proceso histórico, de la guerra económica a que está sometida Venezuela, indicó que son cuatro los aspectos más importantes que perjudican el panorama económico del país y por consiguiente repercuten en el ámbito social.

Calificó el pasado año como terrible, en vista de que los sectores empresariales desataron una fuerte guerra económica, agravada por la debacle de los precios del crudo que generaron la caída en 62 por ciento de la entrada nacional de divisas, lo apuntó como primer elemento.

Refirió, como segundo aspecto, a que el país no cuenta con un aparato económico-productivo sostenible y autosuficiente, que permita diversificar las fuentes de ingreso y garantizar la capacidad de consumo de bienes y servicios del pueblo, dijo Prensa Latina.

El tercer aspecto en contra reconocido por el presidente Maduro es que en Venezuela no se han logrado concertar las alianzas de acuerdos productivos con las pequeñas y medianas industrias en manos del sector privado, aunque han encabezado acercamientos a nivel sectorial, territorial y estadual, pero salvo excepciones —sostuvo— en Venezuela el sector capitalista se ha declarado en huelga de inversión y cooperación con las leyes y con sus obligaciones en los sistemas distributivos y comercializadores.

Por último, Maduro se refirió al ataque monstruoso a la moneda nacional, al sistema de cambio, la imposición de mecanismos de vulneración de la vida monetaria del país y la fijación de precios especulativos, al margen de las leyes, agregó PL.

No obstante, el presidente de la República destacó que a pesar de esa situación el Gobierno bolivariano destinó el 62 por ciento del presupuesto anual para la inversión social, en contraste con el 37 por ciento que se utilizaba en ese sentido antes de la llegada de la Revolución Bolivariana.

El mandatario venezolano en el mensaje anual a la Nación consideró, además, que la construcción de más de un millón de hogares como parte de la Gran Misión Vivienda Venezuela es una gesta que sólo la mezquindad puede negar, apuntando que le estaban cumpliendo al pueblo y no eran puras promesas.

En este sentido, desestimó que algunos sectores de la derecha busquen promulgar una ley dentro de la Asamblea Nacional (AN) que permita la mercantilización de las viviendas entregadas por el Estado venezolano.  «Ello equivale a la concentración de la vivienda en las manos de unos pocos casatenientes, para que la inmensa mayoría de nuestros compatriotas vuelvan a la condición de inquilinos, o huérfanos abandonados en los montes, dejando parte de su salario en manos de un pequeño grupo de dueños», explicó el Mandatario Nacional.

Llamó a no sabotear la economía «porque no solo haríamos perder a la familia venezolana, sino estar sembrado una herida grave que pudiera ser insalvable», expresó desde el Hemiciclo Protocolar de la Asamblea Nacional, dijo AVN.

«En Venezuela se ha desarrollado una guerra de carácter no convencional, que ha agredido a nuestra patria durante todos estos años, particularmente desde la partida física de Hugo Chávez, desde su enfermedad» expresó el Jefe de Estado, durante la presentación de su mensaje anual al país desde la Asamblea Nacional e invitó este viernes al país a generar el gran debate nacional, donde la economía sea siempre el tema central.

El Jefe de Estado, además, propuso la creación de una comisión de justicia, verdad y paz frente a la ley de amnistía que pretende aprobar la mayoría calificada opositora de la Cámara, dijo a su vez EFE que lo citó: «Propongo que establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria, que sea presidida por un venezolano o una venezolana de confianza  pública y que establezca las bases legales, jurídicas para ir a un proceso de  paz, y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos».

El extenso y contundente discurso del presidente Nicolás Maduro fue respondido por Ramos Allup, quien defendió su decisión de retirar la imagen de Bolívar, y en actitud desafiante reiteró las políticas que promueven algunos actores de la derecha venezolana que fueron parte del los Gobiernos de la IV República en la que su partido Acción Democrática fue uno de los actores principales.

En horas de la mañana, el Ejecutivo dictó el Decreto de Emergencia Económica para proteger los derechos sociales y humanos del pueblo, el cual permitirá la adopción de medidas que subsanen la coyuntura que atraviesa la economía, como consecuencia de las acciones destinadas a dificultar a los venezolanos el acceso a bienes y servicios, entre ellas los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa y el sabotaje a los sistemas de distribución.

Señala AVN que el Decreto 2.184, divulgado en Gaceta Oficial Extraordinaria, y sus medidas también deben contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual.

Maduro entregó al presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, ese decreto y pidió al Parlamento su apoyo para la convalidación del mismo, que debe otorgar antes de ocho días, agregó EFE.

O lo hacemos ahora o no hay opciones de verdad para el daño que pudiera sufrir estructuralmente nuestra nación, aseveró el Presidente Nicolás Maduro, quien fue aclamado nuevamente por el pueblo a su salida del recinto legislativo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.