Por encargo real, Sánchez busca camino a La Moncloa

Tras dos tensas rondas de diálogo para decantarse por un candidato a la presidencia de España, Felipe VI da la encomienda al líder del PSOE, quien negocia «a partir de ya»

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, febrero 2.— El rey Felipe VI propuso este martes al líder socialista Pedro Sánchez como candidato a presidente del Gobierno, con lo que se abre un período de negociación para que el aspirante intente lograr una mayoría parlamentaria de investidura.

EFE reporta que Patxi López, presidente del Congreso, informó la decisión del monarca tras dos rondas de conversaciones con líderes políticos y de que las elecciones legislativas del 20 de diciembre dieran un Parlamento fragmentado que requiere alianzas para formar mayorías.

López cifró en «tres semanas o un mes» el plazo que dará a Sánchez para que negocie en el intento de una alianza con la cual llegar al debate de investidura en el Congreso. Además de los acuerdos, ese plazo permitirá que el PSOE y una de las opciones de pacto (Podemos, de izquierda), puedan someter un hipotético convenio al referendo de sus militantes.

Las elecciones legislativas del 20 de diciembre dieron por ganador al Partido Popular (PP, centroderecha) con 123 escaños, por 90 del PSOE, 69 de Podemos y 40 de Ciudadanos (centro-derecha), en un Congreso con 350 diputados en el que la mayoría absoluta está fijada en 176.

López explicó que el rey telefoneó al líder socialista para decirle que es el candidato, después de que en una primera ronda de contactos, que acabó el 22 de enero, el presidente en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, declinara la oferta por carecer de apoyos, concluye EFE.

Poco antes de conocerse la decisión real, Sánchez había comunicado a Felipe VI, en su encuentro en la segunda ronda de búsqueda de un candidato, que estaba dispuesto a formar Gobierno si Rajoy, presidente en funciones y líder del PP, volvía a rechazar el intento de la investidura.

«El Partido Socialista está dispuesto. Si el señor Rajoy renuncia a lo que entendemos es su obligación, el Partido Socialista dará un paso al frente, si así lo tiene a bien el rey, e intentará formar Gobierno y sacar de esta situación de bloqueo a la democracia española», había dicho Sánchez tras su diálogo con Felipe VI, según refiere Reuters.

El líder socialista se declaró dispuesto a iniciar negociaciones con todas las formaciones políticas «a partir de ya»; no obstante, rechazó buscar apoyo para su investidura en fuerzas independentistas catalanas, pese a que, dada la aritmética de un Congreso muy fragmentado, podría necesitar al menos la abstención de estas.

Sánchez no adelantó cuál sería su estrategia de negociación con los partidos emergentes Podemos y Ciudadanos —liderados por Pablo Iglesias y Albert Rivera, respectivamente—, dispuestos a hablar con los socialistas, pero que se han declarado incompatibles entre sí.

«Dejemos de hablar de vetos y hablemos de qué podemos hacer unidos, esa va a ser la voluntad del Partido Socialista», dijo el líder del PSOE antes de añadir que quería liderar un «Gobierno transversal, reformista y progresista».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.