Concluye traslado de migrantes irregulares cubanos de Panamá a México

La emigración irregluar cubana está estimulada por la política de EE.UU. de «pies secos, pies mojados» que permite se acojan a Ley de Ajuste Cubano

Autor:

Juventud Rebelde

PANAMÁ, febrero 26. — El traslado a México de 435 migrantes irregulares cubanos acampados en la frontera oeste de Panamá concluyó ayer jueves, y se anuncia que la próxima semana habrá un segundo operativo similar, informó la cancillería panameña.

La comisión interinstitucional creada al efecto aseguró que se hicieron vuelos diarios martes, miércoles y este jueves como parte de una solución excepcional y limitada otorgada para ampliar las facilidades de tránsito a nacionales cubanos, según reportó Prensa Latina.

Los migrantes partieron en autobús desde la occidental ciudad de David, en la provincia de Chiriquí, hacia el aeropuerto internacional de Tocumen, en la capital, donde abordaron las naves que los llevaron hasta Ciudad Juárez, en México, en la frontera con Estados Unidos, objetivo final del viaje.

Los esfuerzos conjuntos de ambos países garantizaron una migración ágil, ordenada y segura, respetando siempre los derechos humanos de los involucrados, señala el texto.   Similar logística aplicarán los días 29 de febrero, 1 y 2 de marzo próximo, durante los cuales saldrán del país 145 pasajeros diarios con igual destino anunciaron aquí las autoridades que reiteraron el carácter excepcional y alcance limitado del acuerdo binacional.

Las autoridades de Migración y el Ministerio de Salud realizaron en días pasados un censo en los campamentos donde se encontraban los cubanos, el cual entregaron a sus homólogos mexicanos, y el comunicado oficial reitera que «no podrán ser incluidos en el operativo», quienes ingresaron a Panamá en fecha posterior.

Nuevamente el Gobierno istmeño expresó el agradecimiento «por la solidaridad de México que, con voluntad, ha llevado a encontrar una solución conjunta a la situación humanitaria que enfrentan los migrantes cubanos, evitando así que esta situación sea aprovechada por traficantes que les ofrecen rutas riesgosas, peligrosas y a un alto costo».

Reiteró que «tanto Panamá como México continuarán colaborando con los países de la región para atender de manera integral el tema migratorio, buscando soluciones conjuntas».

Similar proceso ocurre desde Costa Rica, donde a finales del pasado año llegaron de forma irregular algo más de siete mil cubanos.

La crisis se generó por el flujo migratorio irregular a través de las fronteras sur y centroamericanas utilizadas como peligrosas rutas regidas por traficantes de personas, y estimuladas por la política de Estados Unidos de «pies secos, pies mojados» para nacionales de la isla que migren ilegalmente, y la Ley de Ajuste Cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.