Fuerte tensión migratoria en frontera Grecia-Macedonia

En las pasadas 24 horas Macedonia solo permitió el ingreso de medio millar de personas, por lo que el número de atrapados en la fronteriza ciudad griega de Idomeni supera los 11 000

Autor:

Juventud Rebelde

SKOPJE, marzo 3.— La tensión continúa este jueves en la frontera entre Grecia y Macedonia, donde las autoridades de este último país solo dejaron entrar a 500 migrantes desde la nación helena, mientras otros indocumentados mostraron su indignación.

En las pasadas 24 horas Macedonia solo permitió el ingreso de medio millar de personas, por lo que el número de atrapados en la fronteriza ciudad griega de Idomeni supera los 11 000, reporta PL.

Para manifestar su descontento un grupo de foráneos ocupó la vía ferroviaria que une a ambas naciones e interrumpió el paso de un cargamento de mercancías.

Por otro lado, continúa la llegada de cientos de indocumentados a las costas helenas, por lo que el cierre casi total de la frontera macedonia podría provocar una seria crisis humanitaria, como advirtió el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

En la crisis migratoria comenzada el año pasado, la ruta habitual ha consistido en llegar a Grecia y luego emprender viaje por los Balcanes y Europa central para llegar a las naciones occidentales donde la mayor parte de los indocumentados pretende pedir asilo.

Pero países como Hungría comenzaron a levantar vallas y bloquear el paso por sus fronteras y otros Estados involucrados imitaron tal acción, lo que ha provocado una concentración en el territorio heleno.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, visitó hoy Atenas para reunirse con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y criticó a los países que optan por tomar medidas unilaterales ante el flujo de indocumentados.

Esas acciones van contra la solidaridad entre los países de Europa, estimó el político polaco tras el encuentro con su anfitrión.

Por su parte, Tsipras pidió a los socios comunitarios reconocer que para Grecia es imposible asumir sola la carga del arribo masivo de migrantes.

Sostuvo que los tratados del bloque regional estipulan el reparto solidario de las responsabilidades y agregó que «nosotros cumplimos nuestros compromisos y esperamos sanciones para los que no lo hacen».

El jefe de Gobierno aseguró, no obstante, que continuarán ayudando en todo lo posible a los inmigrantes pues, señaló, esa solidaridad forma parte de la cultura de nuestro país.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.