Dilma Rousseff no va a renunciar y reitera apoyo a Lula

La Presidenta de Brasil afirmó que demandar su dimisión es reconocer que no tienen base para el juicio político con fines de destitución

Autor:

Juventud Rebelde

Río de Janeiro, marzo 11.— Ante el clima de crisis política que inunda al país, la presidenta brasileña Dilma Rousseff negó rotundamente que piense renunciar y convocar elecciones. Al mismo tiempo expresó apoyo total a su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva.

«No tengo cara de quien va a renunciar», dijo la mandataria ante la prensa en el Palacio del Planalto, sede del poder ejecutivo, y reiteró que prevé terminar su mandato, que concluirá a finales de 2017, dije Notimex.

La mandataria afirmó que demandar su dimisión «es reconocer que no tienen base para el impeachment» (juicio político con fines de destitución).

«Nadie tiene el derecho de pedir la renuncia de un cargo de presidente legítimamente electo sin dar pruebas de que yo haya de alguna forma actuado contra la Constitución», subrayó Dilma, que evocó su pasado como activista política.

«Fui encarcelada, fui torturada por mis convicciones. Le debo al pueblo brasileño el respeto a los votos que me dieron», señaló.

Dilma también se refirió a los problemas de Lula con la justicia, después que el Ministerio Público de Sao Paulo acusara al exmandatario por supuesto lavado de dinero y falsedad ideológica —crímenes penados con hasta 13 años de cárcel—, y pidiera prisión preventiva para el exsindicalista.

Lula denunció la campaña política en su contra e insiste en que la Fiscalía no tiene base para solicitar su encarcelamiento.

Según EFE, la Fiscalía de Sao Paulo, en una investigación paralela a la de Petrobras, acusa a Lula de poseer un apartamento que está a nombre de una constructora implicada en el caso de corrupción en la petrolera.

Dilma rechazó el pedido de prisión porque pasó todos los límites y ultrapasó el buen sentido, y calificó de absurdo se asista calmadamente a un acto de esos contra un líder político responsable de grandes transformaciones en el país.

La Fiscalía acusó también a la esposa de Lula, a su hijo y a otras 13 personas por supuesta implicación en un caso de 2009.

El expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, transmitió su apoyo al líder del PT y criticó la emboscada que le están tendiendo. Hoy en día los golpes en Latinoamérica «son mucho más refinados, de laboratorio, y con apariencia y disfraz de ser legales», afirmó Lugo y ejemplificó con lo ocurrido con Manuel Zelaya, en Honduras, y en su contra.

También, a través de la red social Twitter, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró su solidaridad con Lula da Silva, a quien calificó como «un guerrero y vencerá este nuevo ataque». ¡Lula, Latinoamérica te abraza!», escribió Correa en la red social.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.