Rechazo internacional ante acuerdo de UE sobre refugiados

El acuerdo, que ha levantado una ola de rechazo a nivel internacional, busca poner fin a la crisis de refugiados iniciada el año pasado, cuando más de un millón de personas entraron al área europea, de ellos, más de 800 000 lo hicieron a través de la ruta Grecia-Turquía

Autor:

Juventud Rebelde

QUITO, marzo 19.— El acuerdo de la Unión Europea (UE) con Turquía para devolver a los refugiados sirios a la guerra es un «acto vergonzoso de violación del derecho internacional humanitario», destacó este sábado Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), a través de su cuenta en Twitter, informó PL.

El también expresidente colombiano calificó de esta forma el pacto alcanzado el viernes entre el bloque regional del viejo continente y el país turco, luego de una cumbre de dos días en la cual se convino que a partir de este domingo 20 de marzo todos los migrantes que lleguen a las costas de Grecia, incluidos los que huyen de la guerra en Siria, serán devueltos a Turquía.

A cambio, el bloque de 28 naciones entregará a Ankara una suma de 3 000 millones de euros, y la promesa de dinamizar su proceso de adhesión a la comunidad, iniciado en 2005.

El acuerdo, que ha levantado una ola de rechazo a nivel internacional, busca poner fin a la crisis de refugiados iniciada el año pasado, cuando más de un millón de personas entraron al área europea, de ellos, más de 800 000 lo hicieron a través de la ruta Grecia-Turquía.

Naciones Unidas, por ejemplo, convocó a los implicados a garantizar el derecho de asilo, sin embargo, indicó DPA, la organización mostró comprensión por la necesidad europea de reducir la crisis de refugiados. «El caos que reinó en 2015 y que se mantiene hasta ahora no ayuda ni a quienes huyen de la guerra y buscan seguridad, ni a Europa». Por eso lo decisivo es cómo se ponga en práctica el acuerdo sobre los refugiados.

No obstante, la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) fue mucho más dura en su valoración y sentenció que «Turquía no es un país seguro para los refugiados y migrantes y todo proceso de devolución que se base en esta premisa es erróneo, ilegal e inmoral».

El experto para Europa y Asia Central de AI, John Dalhuisen, calificó el acuerdo como «píldora venenosa», al tiempo que se estableció que la UE no quiere más que dar la espalda a la crisis de refugiados e ignorar sus compromisos internacionales. Igualmente el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados alertó que la medida podría implicar devoluciones colectivas, lo cual constituye una violación de la Convención Europea de Derechos Humanos.

La UE, amplió AFP, espera que el acuerdo desincentive las llegadas, pero también que Turquía cumpla con la labor de frenar a los migrantes que intentan cruzar el mar Egeo. El primer ministro griego Alexis Tsipras dijo que espera que la fuerza de la OTAN desplegada a finales de febrero también cumpla una labor de «filtro».

Además, Grecia debe hacerse cargo de las personas bloqueadas en su territorio desde el cierre de la ruta de los Balcanes, separando a los migrantes económicos, que serán expulsados, de los demandantes de asilo que serán relocalizados en otros países de la UE.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.