Diálogos de paz entre el ELN y el Gobierno colombiano ya son un hecho

El Ejército de Liberación Nacional y el Gobierno de Colombia instalaron una mesa de diálogo y designaron una hoja de ruta para negociar la paz de manera formal, lo que podría completar, junto a la que se adelanta con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en La Habana, la búsqueda del fin del conflicto armado del país sudamericano

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, marzo 30.— Tras dos años de negociaciones exploratorias el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia abrieron este miércoles el camino hacia la paz definitiva con la instalación de una mesa de diálogo y la designación de una hoja de ruta para negociar la paz de manera formal.

Esta nueva mesa de pláticas podría completar, junto a la que se adelanta con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en La Habana, la búsqueda del fin del conflicto armado del país sudamericano.

El jefe de la delegación gubernamental que se sentará con la segunda guerrilla armada de Colombia, Frank Pearl, afirmó que este hecho busca el bien supremo de toda la nación con la erradicación de la violencia.

Seis serán los puntos que negociarán las partes y cinco los países donde se realizarán las conversaciones. A Ecuador, donde estará ubicada la mesa de diálogos, se sumarán Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, naciones que, junto a Noruega, fungirán como garantes del proceso.

El anuncio formal fue expuesto desde Caracas por Pearl y el representante del ELN, Antonio García, quienes afirmaron que el objetivo principal del proceso es «suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado y lograr una Colombia de paz y equidad».

Las partes se comprometieron a «adelantar conversaciones directas e ininterrumpidas», así como seguir «con rigurosidad» la agenda de seis puntos cuyas líneas generales son la participación de la sociedad en la construcción de la paz; democracia y transformación para la paz; víctimas; fin del conflicto armado; implementación; desarrollo de la fase pública y pedagogía para la paz, dijo Telesur.

Esta hoja de ruta coincide en muchos aspectos con la del Gobierno y las FARC-EP que, no exenta de escollos e interrupciones, ya se alista para su conclusión.

Sobre este nuevo anuncio, el presidente Juan Manuel Santos dijo que, incluyendo al ELN en los esfuerzos por lograr la reconciliación nacional, el país se acerca a una paz completa, más estable y duradera.

No obstante, recalcó que los procesos con las Farc-EP y el ELN son distintos, pero el fin del conflicto uno solo. «Buscamos propiciar el tránsito del ELN a la política legal sin armas.

El segundo grupo guerrillero de Colombia y que, según el Gobierno, está dotado de unos 2 500 combatientes, nació el 4 de julio de 1964 con el objetivo de «luchar al lado de los oprimidos y explotados de Colombia, para seguir enfrentando los retos de las oligarquías», de acuerdo con declaraciones de su primer Comandante, Nicolás Rodríguez Bautista, conocido como Gabino.

En La Habana, el Ministerio de Relaciones Exteriores saludó, en una declaración publicada en su sitio web CubaMinrex.cu, el acuerdo alcanzado este miércoles entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), como resultado del cual concluye exitosamente el proceso de conversaciones exploratorias entre las dos partes, en el que Cuba participó como País Acompañante.

«Este acuerdo permitirá iniciar próximamente una Mesa pública de Conversaciones entre el Gobierno de Colombia y el ELN, lo que representa un importante nuevo paso de avance en los esfuerzos por alcanzar la paz en Colombia», dice la declaración que «agradece la confianza que las partes, una vez más, han depositado en Cuba, al solicitarle que actúe de conjunto con otros países de nuestra región y Noruega como Garante, y también como una de las sedes de reunión de la Mesa pública de Conversaciones».

El Ministerio de Relaciones Exteriores reitera «el firme compromiso de Cuba de continuar contribuyendo en todo lo posible al logro de un acuerdo final entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional, al igual que lo ha venido haciendo en el proceso que se desarrolla en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera en Colombia», concluye la declaración.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.