Enfrentamientos con la policía durante protestas en Francia

Rechazan en más de 200 ciudades proyecto laboral del Gobierno

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, marzo 31.— Detenciones y enfrentamientos entre manifestantes y miembros de las fuerzas del orden público se produjeron durante protestas en Francia en rechazo a un polémico proyecto de reforma laboral.

Una decena de personas fueron apresadas en París y en otras de las principales ciudades del país donde miles salieron a la calle en protesta. En la capital gala, las detenciones involucraron a personas que portaban armas y a otros que lanzaron proyectiles, según fuentes policiales citadas por medios locales de prensa, dijo PL.

El sector educativo y el del transporte se sumaron a las acciones contra el proyecto en una jornada en la que miles de personas tomaron las calles para demandar la retirada definitiva de la nueva legislación. Unas 200 manifestaciones se realizaron en todo el país.

Rechazado por la mayoría de los franceses, porque señalan que favorece al empresariado en detrimento de los derechos de los trabajadores, en un país donde el desempleo se ubica en torno al diez por ciento, el Gobierno insiste en defender el proyecto.

Para la ministra de Trabajo, Myriam el Khomri, se trata de una iniciativa «justa» y «necesaria» que debe permitir la disminución de la desocupación.

El Gobierno y las empresas dicen que las reformas ayudarán a la economía y reducirán el desempleo, facilitando que las empresas contraten y despidan trabajadores.

Al paro, al que convocaron siete grandes uniones sindicales, se sumaron el servicio de trenes de alta velocidad, buena parte del metro y también disminuyeron las funciones en los aeropuertos.

La huelga se extendió al sector educativo. En París varios liceos fueron cerrados y otros bloqueados por estudiantes que se sumaron a los paros, agregó PL.

La Ley, afirman sindicatos y organizaciones estudiantiles, dañará gravemente las peleadas protecciones de los trabajadores y precariza su situación. Eric Beynel, vocero del sindicato Solidaires, dijo que «la realidad es que ya es fácil despedir a sus empleados».

Durante la jornada se produjeron enfrentamientos entre pequeños grupos de jóvenes y la policía en las ciudades de París, Nantes, Rennes, Lyon y Toulouse.

Técnicamente, la propuesta mantiene la semana laboral de 35 horas, aunque permite a las empresas organizar horarios alternativos. Entre esas opciones hay una semana laboral de hasta 48 horas y jornadas de 12 horas. En «circunstancias extraordinarias», los empleados podrían trabajar hasta 60 horas semanales, dijo AP sobre la legislación que será debatida por el Parlamento en abril.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.