Dilma se planta frente al complot

La presidenta brasileña aseguró que está decidida a luchar hasta el último minuto del segundo tiempo para salvar su mandato, amenazado por un juicio de destitución en el Congreso

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, abril 13.— La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró este miércoles que está decidida a «luchar hasta el último minuto del segundo tiempo» para salvar su mandato, amenazado por un juicio de destitución en el Congreso, reportó AFP.

En una entrevista con varios grandes medios brasileños, la mandataria, del Partido de los Trabajadores (PT), anunció además que en caso de salir airosa de la votación del próximo domingo en la Cámara de Diputados propondrá un pacto a todas las fuerzas políticas, en el cual no habrá «vencedores ni vencidos».

Rousseff, de 68 años, ha denunciado como un golpe de Estado el proceso de impeachment impulsado por la oposición, que la acusa de manipular las cuentas públicas en 2014, el año de su relección, y en 2015.

«El Gobierno luchará hasta el último minuto del segundo tiempo por algo que creemos factible, que es derrotar esta tentativa de golpe que están intentando hacernos con un informe que es un fraude», declaró, en referencia al documento aprobado por una comisión parlamentaria que recomienda abrirle un juicio de destitución.

Mientras, también este miércoles, la patronal Confederación Nacional del Transporte (CNT) de Brasil se sumó a otras grandes centrales empresariales que exigen la destitución de Dilma Rousseff. Los empresarios aseguran que tomaron esta decisión en base a tres factores, que incluyen su supuesta «incapacidad» para lidiar con la crisis económica y la falta de «mejoras en la infraestructura, sobre todo en el área de carreteras». El tercer apartado, según EFE, refiere «la incapacidad de la Presidenta y su Gobierno para la articulación política en el Congreso». Sin embargo, no pocos expertos apuntan que, en todo caso, se trata de otro conglomerado empresarial que se suma al complot, mientras los obreros mantienen su apoyo a la Presidenta.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció en la ONU la campaña mediática de desprestigio que desarrollan factores políticos, apoyados por el imperio norteamericano, en contra de los Gobiernos democráticos de Venezuela y Brasil, indicó PL.

Durante una rueda de prensa ofrecida desde la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, Correa denunció la manipulación con la cual ha sido tratada la situación que afrontan actualmente estos países sudamericanos, ambos dirigidos por presidentes de izquierda.

«Hoy es Dilma, mañana puede ser otro, pero por el bien de las democracias de nuestros pueblos debemos rechazar las estrategias y argucias. ¿Quién puede creer que Lula es un corrupto?, alguien que fue betunero, que tuvo que trabajar muy duro, cuatro veces candidato y dos veces relecto», comentó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.