Rusia y la OTAN con espinas en la lengua - Internacionales

Rusia y la OTAN con espinas en la lengua

Sostuvieron ambas partes la primera reunión de embajadores en casi dos años, a causa de sus diferencias en la crisis ucraniana

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, abril 20.— La OTAN confirmó este miércoles que mantiene «profundos desacuerdos» con Rusia, tras la primera reunión de embajadores en casi dos años a causa de sus diferencias en la crisis ucraniana, aunque destacó que el diálogo seguirá abierto para intentar evitar incidentes entre sus actividades militares.

«La OTAN y Rusia mantienen profundos y persistentes desacuerdos. La reunión de hoy no ha cambiado eso», indicó este miércoles el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término del primer Consejo OTAN-Rusia desde junio de 2014.

Según EFE, Stoltenberg subrayó que la discusión entre los embajadores aliados y su homólogo ruso fue «seria y franca» y que la reunión resultó «buena, no por acuerdos, sino porque pudimos intercambiar puntos de vista, nos escucharnos los unos a los otros», algo que valoró especialmente «en tiempos difíciles, como lo son ahora». No obstante, agregó que «esto no quiere decir que volvamos a la normalidad con Rusia».

En tanto, AFP reportó que el embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushko, indicó a la prensa que prefería analizar los resultados de la reunión y estudiar los argumentos de los Aliados, antes de pensar en organizar un nuevo encuentro del Consejo.

Las partes hablaron sobre los incidentes de la semana pasada con aviones rusos que volaron cerca de un destructor misilístico estadounidense en el mar Báltico, así como la intercepción «peligrosa y no profesional» —dijeron— por un caza ruso, de un avión de reconocimiento estadounidense en el espacio aéreo internacional sobre el Báltico.

Mientras tanto, el Embajador ruso denunció los «intentos por ejercer una presión militar sobre Rusia» cerca del enclave ruso de Kaliningrado. «¿Puede imaginarse un destructor equipado con misiles de un alcance de 2 500 km, quizás nucleares, navegando en algún lugar de la bahía de Nueva York?», preguntó Grushko para explicar la reacción de la Fuerza Aérea de su país.

Estos incidentes, había adelantado Stoltenberg, «subrayan la importancia de abrir líneas de comunicación a nivel militar, para la reducción de riesgos».

El miedo a que un «incidente» entre las fuerzas militares de las dos partes conduzca a un nivel mayor preocupa a diferentes capitales. En noviembre un cazabombardero ruso fue derribado en los límites de la frontera con Siria por Turquía, miembro de la OTAN.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.