España camino a nuevas elecciones generales

Los españoles regresarán a las urnas en junio venidero como consecuencia de la ineptitud de sus dirigentes políticos para conformar un gobierno nacional

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, abril 27.— Cuatro meses después de asistir a unas elecciones que modificaron el tablero político imperante desde 1978, los españoles regresarán a las urnas en junio ante la ineptitud de sus dirigentes para conformar un gobierno.

Aunque el plazo constitucional para la formación de un ejecutivo alternativo al del conservador Partido Popular (PP) expira en la medianoche del lunes, el rey Felipe VI constató este miércoles que ningún candidato dispone de respaldo suficiente para ser investido presidente.

Tras fracasar en marzo en su primer intento de ser elegido jefe del Gobierno, el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, reconoció ante el monarca que carecía de los apoyos necesarios para presentarse a una segunda investidura.

Sánchez admitió que apenas contaba con el sostén de sus 90 escaños y los 40 del centroderechista Ciudadanos, suma insuficiente para recibir la confianza del Congreso de los Diputados, de 350 miembros.

El dirigente socialdemócrata responsabilizó de su descalabro al líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien, sin embargo, le propuso en reiteradas ocasiones la conformación de un gobierno del PSOE con las fuerzas de izquierda, reseñó PL.

En cambio, Sánchez desdeñó ese ofrecimiento y apostó hasta el último momento por la alianza sellada con su par de Ciudadanos, Albert Rivera, que a su vez tampoco logró atraer a ese controvertido trato al PP de Mariano Rajoy.

Para romper ese letargo, el grupo político Compromís propuso a los socialistas una alianza con Izquierda Unida, Podemos y sus confluencias territoriales en Valencia, Cataluña y Galicia, con el propósito, además, de eludir la convocatoria de nuevos comicios, el 26 de junio.

Los españoles dijeron con su voto el 20 de diciembre que querían un ejecutivo plural, porque de lo contrario el PSOE tendría 170 diputados y no tendría estos problemas, pero no tiene 170, tiene 90, advirtió.

En un balance de lo ocurrido en estas 17 semanas, el diario Público señaló que una cosa estaba clara: podría haberse conformado una administración del cambio en este país europeo, pero los últimos coletazos del bipartidismo (PP-PSOE) lo impidieron.

El próximo martes se disolverá un parlamento con apenas tres meses y medio de vida, luego de unos resultados en diciembre que rompieron esa alternancia en el poder con la fuerte irrupción de agrupaciones emergentes que, sin embargo, no lograron consolidar un cambio radical en el sistema político español.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.