Definen las etapas siguientes en el proceso contra Dilma Rousseff

La Presidenta, que ha recibido el apoyo popular e internacional en medio del intento de Golpe, deberá presentar su defensa y esperar el fallo del plenario del Senado

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, mayo 17.— El titular y el relator de la comisión de impeachment del Senado brasileño se encontrarán este martes con el Presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) para dejar definidos los próximos pasos del proceso de juicio político contra Dilma Rousseff, informa PL.

Raimundo Lira y Antonio Anastasia acudirán al encuentro con el ministro Ricardo Lewandowski una semana antes de que el colegiado senatorial reinicie sus reuniones, con el fin de dejar prefijado un cronograma de trabajo.

Según explicó Lira, según refiere esa fuente, el hecho que la comisión especial no se reúna hasta el próximo día 24 responde a la solicitud hecha por algunos senadores, quienes se encuentran de viaje en el exterior en cumplimiento de misiones oficiales.

Inmediatamente después de ser apartada la mandataria Dilma Rousseff para enfrentar un juicio político, Lewandowski asumió la presidencia de la comisión senatorial, cuya composición (21 miembros y otros tantos suplentes) no sufrirá cambios.

En su primer acto, el ministro de la Corte Suprema firmó una citación judicial para Rousseff, con lo que se abrió un plazo de 20 días para que esta presente su defensa.

Los próximos pasos

El proceso de juicio político contempla dos partes: en la primera, de instrucción, se procederá a la producción de pruebas y testimonios; a escuchar los alegatos de la acusación y la defensa, y luego la elaboración de un nuevo parecer en el cual el relator Anastasia debe argumentar si la acusación de crimen de responsabilidad procede o no, detalla PL.

La nueva versión del relatorio se somete luego de esto a la consideración del plenario del Senado, que decidirá por mayoría simple (41) de sus miembros si continúa con el juicio político o este es archivado.

El presidente de la Casa del Senado, Renán Calheiros, ha anunciado que a fin de acelerar la tramitación del proceso no habrá receso en el Congreso Nacional en el mes de julio, refiere PL.

Según indicó Lewandowski, quien no concurrirá a todas las sesiones de la comisión especial, el juicio político deberá ceñirse a los dos elementos contenidos en la acusación que admitió la Cámara de Diputados: la promulgación de seis decretos suplementarios y las llamadas pedaladas fiscales.

En su alegato final ante el plenario del Senado, el pasado día 11, el abogado defensor de la jefa de Estado, José Eduardo Cardozo, insistió en que esta será juzgada por un delito que nunca llegó a cometer.

«Se quiere construir una tesis, una fantasía retórica para apartar de su cargo a una Presidenta democráticamente electa», cita la agencia noticiosa.

Cardozo reiteró que no hubo operaciones de crédito con las llamadas pedaladas fiscales, ni los seis decretos suplementarios emitidos por Dilma alteraron la meta fiscal del año.

Añadió, sita la fuente mencionada, que la amenaza y el chantaje fueron practicados por el depuesto presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha.

Por su parte, la dignataria ha agradecido este lunes la solidaridad tanto popular como de entidades y mandatarios internacionales que han continuado expresando su apoyo. En la red social Facebook ha declarado, «Fieles y agradecidos a la solidaridad que estamos recibiendo del mundo entero, nos sentimos más fortalecidos en nuestra disposición de resistir el golpe que se pretende consumar contra nuestra democracia».

Detalla Telesur que Rousseff ha rechazado que el Ministro interino de Relaciones Exteriores de Brasil emitiera notas de crítica a los Gobiernos de América Latina y al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, por denunciar el golpe parlamentario disfrazado de legalidad.

Cambios neoliberales de Temer

El Gobierno del presidente interino de Brasil, Michel Temer, evalúa revertir todas las medidas adoptadas por la jefa de Estado Dilma Rousseff a favor de la clase campesina y las comunidades indígenas del país, según informa este martes Telesur.

El mandatario interino planea poner fin a las expropiaciones de tierras, el reconocimiento de las llamadas comunidades quilombolas (descendientes de esclavos) y la creación de reservas indígenas, que aprobó Rousseff semanas previas antes de aprobarse el impeachment en su contra.

Frente a esa situación, añade ese medio, el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) afirma que los conflictos rurales en el país podrían aumentar por las políticas neoliberales que pretende aplicar Temer al pueblo de esa nación sureña.

El 12 de mayo de 2016 Michel Temer asumió como presidente interino de Brasil durante una ceremonia privada celebrada en la sede del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), donde prometió cambios severos en la economía, principalmente en cuanto a la potenciación del sector privado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.