Rechazos y cuestionamientos minan el equipo de Temer

Organizaciones nacionales y extrarregionales alertan sobre situación en Brasil

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, mayo 16.— Entre cuestionamientos por la ausencia de mujeres y de representantes de minorías étnicas en el gabinete, sospechas de corrupción entre los nuevos ministros, caceroladas y abucheos durante su primera entrevista televisada, transcurren los primeros días del presidente interino de Brasil, Michel Temer, luego de que ascendiera al poder gracias al golpe mediático-parlamentario-judicial que propinara a la legítima mandataria brasileña Dilma Rouseff.

El nuevo ejecutivo suma cinco días al mando y una de las cuestiones que más han desgastado su imagen es la ausencia de mujeres y de representantes de minorías, en un país que tiene una mayoría de población negra (53,6 por ciento) y que hasta hace apenas una semana estaba gobernado por una mujer que fue elegida democráticamente en dos ocasiones.

«El Gobierno está revelando el alto grado de conservadurismo que lo domina», explicó a Notimex la activista Nalú Faria, coordinadora de la organización feminista Sempreviva y crítica del nuevo ejecutivo.

Una de las cuestiones más polémicas es el nombramiento de ministros investigados o citados en confesiones a la policía por su implicación en la trama corrupta de la estatal Petrobras, desenmascarada en el marco de Operación Lava Jato. Los titulares de Planificación, Turismo y de la Secretaría de Gobierno figuran en esa lista.

El rechazo al gabinete de Temer se hizo más evidente este lunes, cuando dos grandes sindicatos del gigante sudamericano se resistieron a reunirse con el Presidente en funciones, luego de que este les pidiera analizar las reformas al sistema de pensiones del país.

La Central de Trabajadores, uno de los sindicatos negados, afirmó que «no reconocerá a golpistas como dirigentes» y pidió el regreso de Rousseff.

También, dijo Xinhua, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil convocó a mantener junto a los movimientos sociales las protestas contra Temer, para impedir que la mandataria sea destituida definitivamente en el proceso de impeachment.

Y en un intento de los medios que auparon el golpe por ofrecer legitimidad al presidente sin votos, el programa de la Red Globo, Fantástico, transmitió el domingo en la noche su primera entrevista televisada, que fue recibida con una cacerolada orquestada desde ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, Porto Alegre, Recife, Fortaleza, Brasilia y Niteroi.

«Fuera Temer» y «Golpista» fueron las palabras de orden más gritadas desde los edificios multifamiliares, según constató la publicación digital del Partido Comunista brasileño (PCdoB), Vermelho.

En la entrevista, el mandatario interino refutó las críticas sobre su gabinete y anticipó que incorporará al mismo a por lo menos cuatro féminas.

Negó además que pretenda vulnerar los derechos adquiridos con su propuesta de reforma a la seguridad social, e insistió en que mantendrá los programas sociales implementados en los últimos 13 años por los gobiernos del Partido de los Trabajadores.

Las tormentas se avecinan tanto en el frente interno como externo para este Gobierno. A los brasileños y representantes de organizaciones sociales que lo acusan de golpista y traidor, se suma el rechazo de varios países de la región como Venezuela, Cuba, El Salvador, Bolivia y Ecuador que critican el golpe parlamentario, mientras instancias latinoamericanas y extrarregionales también muestran su preocupación por la situación brasileña.

La gobernante Alianza PAIS de Ecuador solicitó a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), reunirse con carácter urgente para rechazar la desestabilización de la democracia en Brasil, reportó PL.

También transmitió a Rousseff solidaridad y fuerza para enfrentar este proceso de juicio político y confianza en que la justicia, la verdad y la democracia se impondrán frente a una oposición viciada en intereses particulares.

Igualmente el presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció los intentos de dominación capitalista y las acciones desestabilizadoras contra gobiernos progresistas de Latinoamérica y alertó sobre lo que llamó «nuevos métodos de dominio del imperio» para someter a los pueblos e impedir su liberación democrática.

También, la agitada situación brasileña fue tema de debate en la apertura de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat) que arrancó este lunes en Lisboa, confirmó EFE de acuerdo con la senadora del Partido Comunista de Brasil, Vanessa Grazziotin, quien dijo que se tachó de ilegítimo al ejecutivo de Temer.

Incluso, el Gobierno neoliberal y derechista de Mauricio Macri, en Argentina, reconoció que la crisis que atraviesa Brasil puede afectarles considerablemente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.