España camino a nuevas elecciones sin mayoría - Internacionales

España camino a nuevas elecciones sin mayoría

Los resultados de las votaciones generales del próximo 26 de junio no serán muy diferentes a los del pasado 20 de diciembre, según revelaron recientes encuestas de opinión

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, junio 1.— España se encamina a unos comicios sin mayoría y los resultados de las elecciones del próximo 26 de junio no serán muy diferentes a los del pasado 20 de diciembre, revelaron recientes encuestas citadas por Telesur.

El fracaso de los principales partidos políticos de España para formar un Gobierno, tras las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, desembocó en la firma del decreto que disuelve las Cortes y convoca a nuevos comicios, un hecho sin precedentes en la democracia de la nación europea.

Con esta acción, el Rey Felipe VI dio curso al punto 5 del artículo 99 de la Constitución: Si transcurrido un plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato obtuviere la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.

Ante este escenario, los diferentes partidos pusieron en marcha nuevamente sus negociaciones, propuestas y actividades políticas, con el objetivo de atraer la mayor cantidad de votos en los próximos comicios, pautados para el 26 de junio.

A pesar de que el gobernante Partido Popular (PP) ganó los comicios pasados con 123 diputados, quedó lejos de los 176 necesarios para formar mayoría y tampoco convenció para pactar a PSOE (90 diputados), ni a Ciudadanos (40), y mucho menos a Podemos.

Los resultados de diciembre, en los que el partido Podemos obtuvo 69 escaños en el parlamento, revelaron el fin del bipartidismo en España, debido a que, desde la muerte del dictador Francisco Franco (1975), ninguna tolda tercera había obtenido 25 o más asientos en el Congreso.

El conservador Partido Popular y el Partido Socialista Obrero de España, de centro-izquierda, se han perfilado como los más poderosos desde que se empezaron a celebrar las elecciones en ese país, tras el fin de la dictadura en 1975.

Ahora, el empoderamiento de esos partidos, que habían sido tercerizados, pone en el terreno el complejo camino de las coaliciones parlamentarias. La presión por evitar un tercer proceso electoral obliga intrínsecamente a la unión del PP con el PSOE y/o Ciudadanos.

Esta acción que, durante el período de conversaciones para formar un Gobierno, fue fervientemente rechazada por los líderes de las toldas, ahora es calificada por Mariano Rajoy como una magnífica oportunidad para emprender grandes reformas.

Por su parte, los partidos Podemos e Izquierda Unida dieron un paso adelante y desde el pasado 10 de mayo anunciaron su acuerdo para concurrir juntos a las elecciones de junio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.