Acortar distancias en nuestro mar

Altos funcionarios de las naciones de la AEC iniciaron la elaboración de los documentos de esta VII Cumbre

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Temas claves como turismo, comercio, transporte y medio ambiente centrarán los debates de la 7ma. Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) que este miércoles desarrolló sus sesiones a nivel de altos funcionarios, quienes tienen a su cargo la preparación de los documentos finales —la Declaración de La Habana y el Plan de Acción— que serán presentados este viernes a los cancilleres y luego, en la cita al máximo nivel, el sábado, a los Jefes de Estado y Gobierno de las 25 naciones que conforman el mecanismo.

Es el transporte, coinciden los expertos, uno de los principales obstáculos que frenan el buen desempeño de las relaciones comerciales, de cooperación y el desarrollo del turismo en la región. Uno de los principales acuerdos que se intentan tomar en esta cita es, precisamente, buscar alternativas para revitalizar este importante rubro y trazar políticas para eliminar los elementos que impiden una cooperación más profunda entre los países del Caribe.

En ese sentido, el vicecanciller cubano Abelardo Moreno, quien presidió nuestra delegación en esta cita de expertos, reconoció que, entre los acuerdos que se prevé tomar, están los relacionados con la conectividad marítima y aérea en materia de comercio.

En la 2da. Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se aprobó, por consenso de los 33 países de la región, la proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. En consonancia con esta importante decisión, Moreno adelantó que en los debates de la AEC también se debía trabajar mucho en la aplicación plena de esta proclama.

«Me parece que se está trabajando muy coordinadamente en el marco de la AEC para solucionar los problemas pendientes y tratar de seguir avanzando», añadió.

Por su parte, Lancelot Cowi, embajador de Trinidad y Tobago en Cuba, dijo que el principal desafío de la Cumbre era fortalecer todo lo logrado en términos de nexos marítimos y aéreos, y mantener los principios de cooperación e integración. «Hemos logrado mucho con los presidentes anteriores de la AEC y la cuestión ahora es potenciar estos principios para el futuro».

En coincidencia, Alberto Durán, director del Desarrollo del Comercio de la AEC reconoció que este espacio es el propicio para que los países busquen fórmulas para abrir la cooperación y el comercio intrarregional.

El funcionario adelantó que en reuniones anteriores se comenzó a trabajar en el Plan de Acción que aprobarán el próximo sábado los Jefes de Estado y Gobierno del Caribe. En cuanto al comercio, específicamente, se ha avanzado en algunos proyectos de facilitación comercial con el apoyo de algunos otros países socios como es el caso de México y Colombia.

Ya se han adelantado acuerdos en el tema de los puertos para poder lograr que los principales astilleros tengan el mismo nivel de desarrollo y lograr consenso en temas portuarios y aduaneros. De esta manera, resaltó, las exportaciones e importaciones entre nuestras naciones podrían ser lo más expeditas y baratas posible.

Cuba ha participado activamente en los diferentes proyectos de facilitación comercial y la idea es que podamos ir profundizando, mejorando, afirmó Durán. Esta Isla, dijo, es «un gran territorio, una gran población, una visión adicional del Gran Caribe. Tenemos muchos Caribes: un Caribe hispano, inglés, francés y creo que la parte cubana es muy importante para el Gran Caribe», destacó.

Revitalización política y cultural del Caribe

Revitalizar la Asociación de Estados del Caribe fue uno de los acuerdos tomados en la 6ta. Cumbre del mecanismo en Haití en 2013 que hoy ve sus frutos, según reconoció José Alberto Briz, director general de Relaciones Internacionales, Multilatelares y Económicas de Guatemala.

El principal empeño en ese sentido fue la decisión de los países en aumentar sus contribuciones de una manera voluntaria, lo que ha permitido que la Secretaría tenga hoy una mejor capacidad para desempeñar su trabajo y aumentar sus recursos financieros y humanos para poder llevar a cabo su labor.

Otra muestra lo es también la cantidad de Jefes de Estado y Gobierno, así como representantes de alto nivel que participan en esta reunión y los compromisos que se prevé asumir.

Es la AEC un punto de encuentro para la comunidad anglófona, francófona e hispanoparlante de la región que ayuda a enfocarnos en temas que nos son comunes, reflexionó Briz. Darle también un enfoque cultural a la Asociación es importante porque nos permite acercarnos a pueblos que tradicionalmente, por las barreras idiomáticas, de comunicación y transporte, nos hemos mantenido más separados y con imposibilidad de enfrentar retos comunes.

Igual reflexión fue la del ministro consejero de República Dominicana, Pedro Ureña, al destacar que para consolidar esta integración debe trabajarse sobre el aspecto cultural y la eliminación de barreras lingüísticas. «Conocemos más de Europa que de la región. Incorporamos a nuestro acervo elementos culturales de las antiguas metrópolis, mientras subvaloramos nuestros modelos lingüísticos».

A su juicio, dijo, es necesario afianzar la cooperación cultural para conocernos mejor. «Conocer es amar, y para amarnos tenemos que conocernos y valorarnos mucho mejor, este es uno de los elementos clave de la cooperación. Crear una empatía general en el Caribe».

Es el diálogo en espacios como este, resaltó, la herramienta fundamental para lograr la unidad en la diversidad. Es desde este escenario donde podemos encontrar y resolver puntos y proyectos comunes de beneficio para todos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.