La OTAN «se atreve» en el Báltico

Dos poderosas maniobras de la Alianza bélica dejan claro que Moscú no está viendo fantasmas con cañones

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, junio 6.— Diecisiete países participan en el ejercicio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) Baltops, en la zona del mar Báltico de Finlandia, para mostrar la determinación de la Alianza «de defender la región», informó el pacto militar.

Xinhua reportó que el ejercicio, encabezado por Estados Unidos, incluirá guerra-antisubmarinos, defensa aérea, intercepción de barcos y desembarcos anfibios.

Las maniobras comenzaron el domingo, concluirán el 20 de junio e involucrarán a 5 600 elementos. Este año participarán 14 aliados de la OTAN, además de Finlandia, Georgia y Suecia, y tomarán parte 49 barcos, 61 aviones, un submarino y una fuerza de desembarco anfibio combinada.

«Este ejercicio representa una importante oportunidad para nuestras fuerzas, como aliados y socios, de mejorar nuestra capacidad para trabajar juntos y fortalecer las capacidades necesarias para mantener la seguridad regional», dijo el vicealmirante James Foggo III, comandante de las fuerzas navales de ataque y apoyo de la OTAN.

Como si esto fuera poco para Rusia, la agencia AFP informó que Polonia inauguró oficialmente este lunes sus mayores maniobras militares desde la caída del campo socialista en 1989, y comprenden 31 000 soldados de 24 países (19 de la OTAN y cinco naciones vinculadas a la llamada Asociación por la Paz, como Ucrania).

De acuerdo con el ministro polaco de Defensa, Antoni Macierewcz, el ejercicio Anaconda, que comenzará este martes y durará dos semanas, es para «verificar la capacidad de los países de la Alianza de defender el flanco oriental».

Las maniobras tendrán lugar un mes antes de la Cumbre de la OTAN, el 8 y 9 de julio, en Varsovia, en la cual se anunciará un despliegue de tropas en Europa oriental, especialmente en Polonia, movimiento que califica como estrategia de «disuasión y diálogo» y que provocó la reacción de Moscú.

En el ejercicio también se movilizarán por primera vez unidades paramilitares polacas, que el ministro quiere transformar el próximo año en «unidades de defensa territorial» para enfrentar eventuales operaciones rusas. La defensa territorial con 35 000 civiles con formación militar, se integrará en el Ejército polaco, que pasará así en 2017 de 100 000 a 150 000 efectivos.

Moscú no oculta su postura. Xinhua refiere que Rusia prepara una respuesta adecuada, según declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, quien denunció la expansión de la «estructura militar hacia nuestras fronteras».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.