España insiste en voto dividido

No se produjo el anunciado adelanto de Unidos Podemos al PSOE, pero sí se repitió la esperada fragmentación del electorado que dificultará, de nuevo, alcanzar acuerdos para un Gobierno

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, junio 27.— El presidente del Gobierno en funciones de España, el conservador Mariano Rajoy, espera llegar a un acuerdo para formar un Gobierno de coalición, después de que su partido lograra en las elecciones del 26 de junio el mayor número de escaños, pero no la mayoría absoluta.

La segunda votación en España en cerca de seis meses generó nuevamente un Parlamento sin una mayoría, lo que aumenta la incertidumbre política en Europa. El Partido Popular (PP), que Rajoy encabeza, logró 137 escaños, frente a los 123 de los comicios de diciembre, pero se ubicó lejos de los 176 necesarios para la mayoría absoluta, reportó Reuters.

Rajoy señaló que propondrá una coalición entre el PP y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), su rival histórico, que logró 85 escaños, y anunció que la formación de derecha Ciudadanos, que con 32 escaños quedó en cuarto lugar, podría unirse.

Según AFP, el líder conservador aspira a tener los apoyos necesarios antes de la instalación del Parlamento, el 19 de julio. Después de eso, sería recibido por el rey Felipe VI, que consulta a los dirigentes políticos para saber si creen disponer de los votos necesarios para la investidura y propone su candidatura al Parlamento.

Según el eurodiputado del PP Esteban González Pons, Rajoy propondrá un Gobierno de «gran coalición», que reuniría el apoyo de 254 de los 350 diputados del Parlamento.

En caso de que los socialistas se resistan, Rajoy podría ofrecer un pacto que le permita gobernar a cambio de concesiones. Si no hay acuerdo, el jefe de Gobierno saliente podría intentar gobernar en minoría con la ayuda de Ciudadanos y de pequeños partidos regionales, para lo cual necesitaría la abstención de uno o más diputados socialistas, pero su mandato sería frágil.

PL informó que el PSOE descartó apoyar a Rajoy. El secretario de Organización del PSOE, César Luena, rechazó que esa organización avale por acción u omisión la reelección del actual presidente en funciones.

Luena afirmó que le corresponde al PP la iniciativa para formar Gobierno tras su triunfo electoral, pero insistió en que los socialistas no están dispuestos a prestarle apoyo o abstenerse para facilitar un nuevo mandato de Rajoy.

De otra parte, Albert Rivera, líder de Ciudadanos, sostuvo que «no vamos a apoyar ningún Gobierno de Mariano Rajoy». La agrupación, que se mostró dispuesta a «hablar de reformas», parece querer vender caro su apoyo, sin excluir  que pida la salida del jefe del PP del Gobierno.

En tanto, la coalición de izquierda Unidos Podemos, que pese a gran expectativa solo consiguió 71 escaños, abrió un período de reflexión para analizar qué causó la pérdida de más de un millón de votos en estas elecciones.

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, ratificó que no están satisfechos con los resultados de la alianza, con la que concurrieron a los comicios junto con Izquierda Unida.

Todas las encuestas y analistas nos daban como segunda fuerza, relegando a la tercera posición al PSOE, por lo que no somos los únicos sorprendidos, dijo Echenique, quien expresó su convicción de que la campaña de ataques del PSOE a Unidos Podemos pudo ser una de las razones que permitió al conservador PP obtener un mayor número de escaños.

Echenique explicó que la campaña del miedo, el efecto del brexit y las altas expectativas generadas por los sondeos son factores importantes a analizar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.