Fidelidad al marxismo y defensa de la soberanía

En la celebración de los 95 años del Partido Comunista, Xi Jinping llamó a sostener el desarrollo económico y ser fieles a los Cuatro principios cardinales

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING, julio 1ro.— El Partido Comunista de China (PCCh) debe adaptar los principios marxistas a la realidad actual en China y ser innovador tanto en la teoría como en la práctica, subrayó este viernes el secretario general del Comité Central del PCCh, Xi Jinping, en el acto por los 95 años de esa agrupación política que agrupa a 88 millones de militantes, reportó Xinhua.

«El cambio de los tiempos y el alcance y la profundidad del desarrollo de China están mucho más allá de la imaginación de los escritores marxistas clásicos, dijo Xi en la ceremonia, en el Gran Palacio del Pueblo.

El socialismo se practica en China desde hace unas pocas décadas y se encuentra aún en su etapa primaria, afirmó Xi, añadiendo que con el desarrollo de la causa socialista surgirán nuevas condiciones y problemas. Bajo estas circunstancias, «debemos explorar con valor y lograr avances teóricos de manera continua», dijo.

Xi subrayó que «nuestro Partido perdería su alma y dirección si se desviara o abandonara el marxismo, que es la teoría rectora fundamental, tanto para el Partido como para el país».

El también Presidente chino pidió a los miembros del Partido que refuercen su creencia en los ideales del comunismo y el socialismo con características chinas. Nuestro socialismo no debe ser evaluado por «personas con opiniones preconcebidas», sino por los chinos, en base a los hechos, consideró.

El líder de la segunda potencia económica mundial instó a sus camaradas a que «sigan siendo fieles a la misión» asumida por el PCCh hace 95 años. «Una persona que quiera seguir adelante no debe olvidar el camino recorrido. No hay que olvidar lo que hemos hecho y por qué nos propusimos hacerlo», manifestó el estadista, quien considera que «los miembros del PCCh y el pueblo chino tienen plena confianza en poder ofrecer una solución china a la exploración de la humanidad de un sistema social mejor».

Xi Jinping hizo hincapié en la adherencia a la línea básica del Partido, que preconiza que el desarrollo económico es la tarea central, al tiempo que se mantienen los Cuatro principios cardinales y la política de reforma y apertura, «línea hacia el sustento del país y hacia la felicidad del pueblo».

Los Cuatro principios cardinales son mantener la senda socialista y ratificar la dictadura democrática del pueblo, el liderazgo del PCCh y el marxismo-leninismo y el pensamiento de Mao Zedong.

Por otro lado, advirtió que el orden mundial no debe ser decidido por un país o unos pocos, sino por un amplio acuerdo internacional. «Corresponde a los pueblos de todos los países decidir a través de consultas qué orden internacional y sistemas de gobernanza global pueden beneficiar al mundo y a los pueblos de todas las naciones», argumentó antes de aclarar que su país participará activamente en la construcción del sistema de gobernanza global y se esforzará por aportar la sabiduría china a la mejora de esta.

China —dijo— no busca la hegemonía en Asia, pero va a hacer frente a todas las amenazas de tipo militar en su contra. «China no codicia los intereses de otras naciones, pero nunca vamos a renunciar a nuestros derechos legítimos», afirmó el presidente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.