Expremier Tony Blair en otro sobresalto británico

Cuando las consecuencias del Brexit apenas comienzan a explotar, un informe destapa el escándalo por la injustificada participación de Londres en la guerra de Irak

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, julio 6.— Una investigación británica sobre la guerra en Irak criticó este miércoles al ex primer ministro Tony Blair y a su Gobierno por participar en la invasión liderada por Estados Unidos sin contar con bases legales satisfactorias ni con la planificación apropiada.

Según la agencia Reuters, Blair respondió que tomó la decisión de llevar al país al conflicto en Irak «de buena fe», que todavía considera que era necesario remover del poder al dictador Saddam Hussein y que no cree que sus acciones fueran una de las causas que han provocado una propagación del extremismo en el último tiempo en Oriente Medio o en otras partes del mundo.

El llamado reporte Chilcot concluyó que no había una amenaza inminente de Hussein en marzo de 2003 y que el caos en Irak y en la región que se produjo tras su remoción debió haberse previsto.

Tony Blair dijo que sentía tristeza y arrepentimiento por la guerra de Irak, pero defendió la decisión de su Gobierno de participar en la invasión.

«Las evaluaciones de inteligencia que en ese momento permitieron ir a la guerra, terminaron siendo equivocadas. El escenario posterior se volvió más hostil, prolongado y sangriento de lo que jamás esperamos», dijo Blair a periodistas. «Por todo esto, expreso más tristeza, arrepentimiento y disculpas de lo que pueden imaginar», sostuvo.

El ex Primer Ministro aceptó toda la responsabilidad por la decisión de llevar a Reino Unido a la guerra en la invasión liderada por Estados Unidos, pero rechazó el argumento de que el extremismo actual tuviera su origen en la inestabilidad generada en Irak tras el conflicto.

Para el 2009, la invasión y la posterior inestabilidad  en Irak habían causado la muerte de al menos 150 000 iraquíes, en su mayoría civiles, y el desplazamiento de más de un millón de personas.

El reporte Chilcot sostuvo que Reino Unido se sumó a la invasión sin agotar las alternativas pacíficas, que subestimó las consecuencias de su participación en la guerra y que la planificación fue totalmente inadecuada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.