Redoblan acciones legales en defensa de Dilma Rousseff

Un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló que no existen pruebas de que la Presidenta participara en maniobras fiscales, una de las causas que llevaron a la apertura del juicio político

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, julio 6.— El ex titular de la Abogacía General de la Unión José Eduardo Cardozo presentará este miércoles la defensa de la apartada presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ante la Comisión Procesal de Impeachment del Senado Federal.

La propia mandataria anunció que no comparecería ante el colegiado, encargado de llevar adelante el proceso de juicio político por presunto crimen de responsabilidad.

En un mensaje circulado por Twitter, Rousseff dio a conocer que haría la defensa por escrito y que la misma sería leída por su abogado Cardozo. Anticipó además que junto a su equipo de trabajo están evaluando su presencia ante el plenario del Senado en otro momento del proceso.

Rousseff reiteró asimismo que todos los días lucha por retomar su mandato -del cual fue apartada temporalmente el pasado 12 de mayo para ser enjuiciada por presunta violación de la Ley de Responsabilidad Fiscal- y también por rescatar la democracia en el país, recordó PL.

Este martes, Dilma sostuvo un encuentro con integrantes del Frente Brasil de Juristas por la Democracia, a quienes manifestó estar abierta a todas las propuestas que apunten a derrotar el golpe parlamentario en curso en el país.

Cualquier iniciativa democrática es legítima, ya sea para realizar un plebiscito, elecciones generales o una elección presidencial, indicó.

La propuesta de realizar un plebiscito sobre la posible convocatoria a elecciones anticipadas puede marcar la diferencia en la votación del impeachment contra Dilma en el pleno del Senado Federal, expresó la legisladora del Partido Comunista de Brasil Vanessa Grazziotin.

La presidenta constitucional de Brasil reiteró que el impeachment en su contra fue planificado para detener las investigaciones por corrupción.

Actualmente, una comisión de 21 senadores tramita el juicio que mantiene a Rousseff suspendida tras ser acusada de aprobar gastos sin autorización del Congreso.

Sin embargo, el pasado 27 de junio un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló que no existen pruebas de que Rousseff participara en las maniobras fiscales, que supusieron una de las causas que llevaron la apertura del juicio político.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.