Asesinan a cinco policías por disparos de francotiradores en Texas en EE.UU.

Las víctimas se produjeron en un presunto ataque de odio a la policía debido a francotiradores que ultimaron a los agentes durante una protesta por la muerte esta semana de dos afroestadounidenses a manos de la policía en Louisiana y Minnesota

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 8. — Cinco policías resultaron muertos y seis heridos por disparos de francotiradores durante una protesta en Dallas, Texas en EE.UU.

Las víctimas se produjeron en un ataque de francotiradores contra los agentes durante una protesta por la muerte esta semana de dos afroestadounidenses a manos de la policía en Louisiana y Minnesota, según reportó Prensa Latina.

Dos civiles también resultaron heridos durante el ataque.

Uno de los sospechosos fue abatido por la policía después de horas de negociaciones y disparos en un estacionamiento en el centro de la ciudad el cual murió por la explosión de un dispositivo desplegado mediante un robot, informó el jefe de la policía de Dallas, David Brown.

Según informes de última hora, la policía detuvo al menos a tres personas en la investigación sobre el tiroteo, mientras se reportaba un fuerte despliegue de seguridad en la ciudad este viernes luego del incidente el jueves en la noche en el distrito financiero del centro.

Las autoridades tenían rodeado a un cuarto sospechoso que había hecho amenazas sobre bombas, indicó la policía.

Según informes, en el ataque murieron cuatro agentes de la policía local de Dallas y uno de la agencia Dallas Area Rapid Transit, una agencia de transporte que presta servicio a Dallas y a otras ciudades del norte de Texas.

La organización National Law Enforcement Officers Memorial Fund, que documenta las muertes de agentes, señaló que 72 agentes murieron como resultado de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y el de ayer le sigue como el momento más funesto para los uniformados en la historia del país.

Al reaccionar a este hecho el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo calificó como vicioso, calculado y despreciable porque no hay justificación posible para este ataque.

El fuego de los francotiradores comenzó el jueves por la noche cuando cientos de personas protestaban por la muerte de dos hombres negros baleados por policías esta semana en Baton Rouge, Louisiana, y un suburbio de St. Paul, Minnesota.

El presidente Barack Obama expresó este viernes que la nación estaba «horrorizada» después de lo que llamó «un vicioso, calculado y despreciable ataque» contra las fuerzas policiales.

El mandatario había condenado las muertes anteriores en Minnesota y Louisiana después de llegar a Polonia para asistir a la cumbre de la OTAN.

 

«No hay justificación posible para este tipo de ataques ni cualquier tipo de violencia contra las fuerzas de seguridad», dijo Obama, hablando desde Polonia. «Cualquier persona involucrada en asesinatos sin sentido tendrá que enfrentar plenamente la responsabilidad. Se hará justicia».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.