Sofocado el golpe, el Bósforo sigue encendido

Pese a que el Gobierno no pudo ser derrocado la inestabilidad en Turquía continúa

Autor:

Juventud Rebelde

ANKARA, julio 20.— El jefe de Estado turco Recep Tayyip Erdogan, de regreso en Ankara por primera vez desde el fallido golpe de Estado en su contra, presidió este miércoles una reunión de casi cinco horas del Consejo de Seguridad Nacional.

El presidente turco había advertido ante simpatizantes en Estambul que tras la reunión haría un anuncio «importante», tras la intentona, que dejó más de 300 muertos, reportó AFP.

«Casi a diario se toman nuevas medidas que son contrarias a un modo de actuación respetuoso con el Estado de derecho», declaró Steffen Seibert, portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, en referencia a las represalias de Erdogan.

Cinco días después del asalto, unas 55 000 personas, principalmente policías y docentes, fueron suspendidos o despedidos, según un recuento de la AFP a partir de cifras oficiales y medios del país.

Según ANSA, Suleyman Buyukberber, rector de la Universidad de Gazi, en Ankara, previamente removido de su cargo, se convirtió en el primer académico arrestado tras los hechos.

Por su parte, EFE publicó que todos los decanos de facultades de Turquía, tanto de universidades públicas como privadas, dimitieron este miércoles, en cumplimiento del requerimiento del Consejo Superior de Educación.

CNN Turk refirió que el Ministerio de Educación anunció la suspensión de otros 6 438 empleados, después de los 15 200 despedidos el martes y los 21 000 a quienes se les quitó la licencia para enseñar en escuelas privadas.

Este miércoles, el Consejo de Enseñanza Superior prohibió a los profesores universitarios viajar al extranjero y exigió a las universidades que tienen docentes fuera de Turquía que los hagan regresar lo antes posible, salvo «necesidad imperiosa».

El principal sospechoso de ser el más importante ejecutor, el general Akin Oztürk, máximo responsable del Ejército del aire, continúa en prisión a la espera de ser procesado.

El Alto Consejo de Radio y Televisión turco (RTÜK) retiró las licencias a una veintena de cadenas de televisión y radio cercanas al clérigo Fethullah Gülen, acusado por el Gobierno de ser el cerebro del golpe, por lo que Ankara pide a Estados Unidos su extradición.

En tanto, el Ministerio de Defensa inició una investigación sobre todos los jueces y procuradores militares y suspendió por el momento a 262.

Como parte de lo que algunos militantes de oposición han llamado un «golpe civil», tras el militar, las autoridades turcas bloquearon el acceso al sitio Wikileaks, que publicó casi 300 000 correos electrónicos de responsables del gobernante Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.