Presidente sirio destaca impacto de Cuba en movimiento revolucionario latinoamericano

Bashar Al Assad envió un efusivo saludo a Fidel y al Presidente Raúl Castro y abogó por mejorar aspectos de las relaciones entre ambas naciones para ponerlos al mismo nivel, básicamente en los sectores de educación y economía

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, julio 21.— Cuba es y será la punta de lanza del movimiento revolucionario latinoamericano, y su líder histórico Fidel Castro es un símbolo de la lucha por la independencia, proclamó en esta capital el presidente sirio Bashar Al Assad.

El mandatario envió un efusivo saludo a Fidel y al Presidente Raúl Castro y abogó por el fortalecimiento de los nexos bilaterales. Añadió que existen fuertes coincidencias entre Siria y América Latina en varios aspectos, pero estos nexos son más fuertes con la mayor de las Antillas.

Asimismo, abogó por mejorar los demás aspectos de la relación, para ponerlos al mismo nivel, básicamente en los sectores de educación y economía.

Esa era mi ambición antes de la crisis, por eso visité América Latina: Cuba, Venezuela, Argentina y Brasil, para darle más fuerza a esta relación, pero luego comenzó el conflicto, que se convirtió en un gran obstáculo para cualquier acción en ese sentido, explicó el gobernante entrevistado por PL.

Los lazos históricos entre Cuba y Siria se fortalecieron a partir de la visita de Hafez Al Assad a la nación caribeña durante la VII Conferencia Cumbre de los Países No Alineados en 1979.

Posteriormente, el presidente Fidel Castro estuvo en Damasco en 2001 y su homólogo Bashar al Assad visitó La Habana en 2010. Durante la guerra de 1973 las autoridades de la isla enviaron fuerzas internacionalistas en apoyo al ejército árabe-sirio para preservar la independencia e integridad del territorio de este país frente a la agresión israelí.

La prioridad actual del Ejército sirio es combatir al Estado Islámico (Daesh), al Nusra y demás grupos terroristas, y el equilibrio de fuerzas se inclina ahora a nuestro favor, señaló Bashar Al Assad, respecto a la situación militar y social en su país.

El mandatario dijo que las unidades sirias logran avances en diferentes zonas del país y están decididas a lograr la victoria final sobre los extremistas.

Denunció el apoyo que estos reciben de países occidentales como Estados Unidos, Francia, Reino Unido y sus aliados regionales Arabia Saudita, Qatar y Turquía.

Añadió que desde que Rusia decidió cooperar con las autoridades sirias en esta contienda antiterrorista, la situación en el terreno es desfavorable para los grupos armados irregulares.

El Presidente se refirió a la compleja situación que existe en la ciudad de Alepo, 350 kilómetros al norte de Damasco, donde los turcos y sus aliados sauditas y qataríes se juegan su última carta.

Assad se refirió al destacado papel que desempeñan en el rechazo a la agresión extranjera los grupos de defensa popular (milicias locales) en el teatro de operaciones, tras el inicio de esta guerra de carácter no convencional contra el país.

Opinó que el reciente intento de golpe de estado militar en Turquía refleja el nivel de inestabilidad en ese país, pero es el pueblo turco el único que debe determinar quién será su líder, dijo Al Assad.

El mandatario valoró de exageradas las medidas de respuesta del presidente Recep Tayyib Erdogan, pero aclaró que «ese es un asunto interno en el que no intervenimos, y no cometeremos el error de decir si él debe salir o no del poder».

Sin embargo, debemos analizar sus más recientes acciones en los últimos días, en particular los ataques al sistema judicial, la expulsión de más de dos mil 700 jueces, de más de mil 500 profesores universitarios y otros miles de empleados del sistema educativo, apuntó el Jefe de Estado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.