«Fuera Temer: el pueblo quiere decidir»

Desde este domingo, múltiples manifestaciones seguirán la condena del golpe de Estado en Brasil y la exigencia de que Dilma Rousseff recupere el cargo

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, julio 30.— Un día nacional de movilizaciones fue convocado para el domingo 31 en Brasil, como inicio de una serie de nuevas manifestaciones contra el golpe de Estado que apartó de su cargo a la presidenta Dilma Rousseff.

PL informó que la convocatoria del Frente Popular sin Miedo, organización líder en la lucha para desenmascarar las acciones contra la mandataria electa por el pueblo, pide a todos los activistas por la democracia, a la izquierda y a otros sectores progresistas ocupar las calles del país.

Bajo la consigna «Fuera Temer, el pueblo debe decidir», están confirmadas manifestaciones en ciudades de 24 estados brasileños.

El 5 de agosto, las manifestaciones contra el golpe y en defensa de los derechos sociales se producirán en Sao Paulo y Río de Janeiro, y el 9, los actos se multiplicarán en otras importantes urbes de la nación.

Desde que el Gobierno golpista asumió el mando del país, a diario aparecen noticias que revelan su intención de destruir los logros y derechos sociales, dijo el presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, en un llamado a la movilización.

Cambios impopulares en la jubilación, privatización del patrimonio y ataques a los derechos laborales son algunas de las medidas tomadas por el Gobierno de facto ilegítimo de Michel Temer, agregó.

De acuerdo con Falcao, una de las más graves amenazas del golpe es la entrega de Petrobras al capital extranjero. «Hay que evitar que este Gobierno continúe», subrayó.

Además de las advertencias sobre estos retrocesos, las manifestaciones defienden el regreso de Rousseff. «Estamos a favor del retorno de la presidenta Dilma para que cumpla con el mandato legítimo que el pueblo le confirió», expresó Bruno Elias, secretario nacional de los movimientos populares del PT.

Las movilizaciones deben ejercer la presión necesaria para detener el juicio político en el Senado y explicar al público los riesgos que supone el golpe a los derechos y la vida de los trabajadores, dijo Elias.

De acuerdo con Guilherme Boulos, uno de los coordinadores del Frente Popular sin Miedo, además del proceso de destitución ilegal de la presidenta, el Gobierno interino de Temer impone su agenda neoliberal y elimina los derechos históricos de la clase obrera brasileña.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.