Robotizan al bonachón policía británico

Como respuesta a la amenaza terrorista, las autoridades han desplegado la Operación Hércules, que eleva el número de efectivos y el arsenal de los agentes en Londres

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, agosto 3.— Más policías armados patrullarán las calles de la capital británica, anunciaron este miércoles el alcalde de Londres, Sadiq Khan, y el comisionado de la Policía Metropolitana, sir Bernard Hogan-Howe.

Xinhua reportó que ambas autoridades tomaron la decisión como respuesta a la oleada terrorista en Europa. El alcalde y el jefe de Policía anunciaron juntos el inicio de la Operación Hércules, en la que se desplegarán más oficiales armados en todo Londres.

Un vocero de Scotland Yard, sede de la Policía Metropolitana, dijo que «el alcalde dio la bienvenida al incremento propuesto por el comisionado de 600 oficiales armados adicionales para proteger la ciudad. El primer grupo está plenamente entrenado y listo en términos operativos».

Se verá a más oficiales armados trabajando con sus colegas de barrio y especialistas en operaciones activas y patrullajes específicos a pie y en vehículos.

El comisionado dijo que quería que el público supiera «que tenemos recursos significativos y una serie de tácticas a las que podemos recurrir para protegerlo» y agregó que «a pesar del hecho de que portan armas, siguen siendo oficiales de Policía y quiero que el público se acerque y hable con ellos» porque «están en nuestras calles para tranquilizar y ayudar al público».

El alcalde afirmó que «el nivel de amenaza en Londres no ha cambiado, sigue siendo severo, especialmente en vista de los recientes ataques letales en Europa, por lo que es importante que estemos preparados si ocurre lo impensable».

La operación no está basada en ningún informe de inteligencia específico, sino que es una respuesta a largo plazo para utilizar mejor el creciente número de oficiales armados. Con los nuevos efectivos, la mayor fuerza de Policía de Reino Unido incrementará a 2 800 el número de sus elementos armados.

Por otro lado, un despacho de ANSA informó que, como parte de Hércules, la Policía londinense activó una nueva unidad de agentes con bicicletas que parecen salidos de un filme de ciencia ficción como Robocop.

Solo mirarlos atemoriza: tienen un casco especial con radio incorporado, fusiles automáticos con guía láser y se desplazan en veloces vehículos BMW en el tupido tránsito. El objetivo, según sir Bernard Hogan-Howe, es detener en tiempo rapidísimo a los terroristas que quieran atacar el «corazón» del Reino Unido.

Los «superagentes» forman, con otros colegas, las fuerzas especiales de los considerados «C-men», acrónimo de Counter Terrorism Specialist Firearms Office (Oficiales especialistas contra el Terrorismo con Armas de fuego). Estos son elementos especiales de Scotland Yard que, por las calles y hasta por el río —tienen incluso un grupo que patrulla el Támesis—, deben contrarrestar las amenazas.

El nuevo contingente, dotado de pistolas y fusiles, contrasta en Londres con los «bobbies», clásicos policías que, por décadas, han actuado solo con una cachiporra y, a lo sumo, una pistola eléctrica «taser».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.