Evo, Maduro y Pérez Esquivel respaldan a Hebe

Crecen las muestras de solidaridad con la líder de la Asociación Madres de Plaza de Mayo de Argentina, víctima de la criminalización y persecución política y judicial en ese país contra los movimientos sociales

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, agosto 5.— El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó este viernes su solidaridad con la Asociación Madres de Plaza de Mayo de Argentina y aseguró que son «víctimas de la justicia», ante la posible detención de la líder de la institución, Hebe de Bonafini.

«Nuestra solidaridad con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, respeto y admiración a las grandes defensoras de la vida y la libertad», escribió Morales en su cuenta de Twitter, reportó EFE.

El mandatario boliviano afirmó que los padres, hijos y nietos fueron antes «víctimas de la dictadura» en Argentina y ahora sus madres y abuelas son «víctimas de la justicia».

El juez argentino Marcelo Martínez de Giorgi ordenó el jueves detener a Bonafini, de 87 años, luego de que, por segunda vez, la dirigente no se presentara a declarar en la causa Sueños compartidos, que investiga un supuesto fraude al Estado a través de un programa dedicado a la construcción de viviendas sociales, y administrado por la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo.

Martínez de Giorgi advirtió este viernes que «a partir de ahora ella puede ser detenida. La evaluación excede las directivas que yo pueda dar, está en manos de las fuerzas de seguridad. Todas las fuerzas de seguridad pueden disponer la inmediata detención donde lo consideren oportuno y prudente».

En otra muestra de solidaridad con la activista argentina, Venezuela repudió su persecución por la justicia, posición que Caracas refrendó en la página oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores.

PL informó que el comunicado de la Cancillería venezolana denuncia «la criminalización y persecución política y judicial contra los movimientos sociales» en la nación vecina y ratifica su solidaridad con los argentinos «en esta hora oscura y fascista que procura lo imposible: doblegar la rebeldía de un pueblo».

La víspera, el presidente Nicolás Maduro señaló que «se ha cometido uno de los actos más inmorales e injustos contra la dignidad y el espíritu de las mujeres que asumieron las peores circunstancias de la dictadura en Argentina, que asumieron con valentía la defensa y la búsqueda de sus hijos que fueron desaparecidos por ese régimen oligárquico» consideró el mandatario.

El sitio digital argentino pagina12.com.ar recoge que el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel consideró que el juez Marcelo Martínez de Giorgi pudo haber tenido en cuenta tanto la edad de Hebe de Bonafini como que se trata de una «luchadora por los derechos humanos», y en este sentido podría haberle tomado declaración indagatoria a la dirigente en el domicilio o los lugares que ella frecuenta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.