Inicia última etapa de juicio contra Dilma

Lula considera vergonzoso el debate de sanción contra una mujer inocente

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, agosto 25.— La última etapa del juicio político del Senado Federal de Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff, acusada de cometer un presunto delito de responsabilidad, empezó este jueves en la capital brasileña, informó PL.

Al declararse abiertos los primeros trabajos, cuya sesión inaugural de cuatro horas estuvo dedicada a cuestiones de orden, el titular del Supremo Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewandowski, pidió a los legisladores que al juzgar lo hagan con independencia e imparcialidad, dejando de lado sus opiniones políticas, preferencia ideológica e inclinaciones personales.

Lewandowski, quien encabeza el juzgamiento a la mandataria, remarcó que su función en esta parte del impeachment será velar porque se observen todas las reglas del proceso, el cual —insistió— no tiene plazos de tiempo para su fin.

En el cronograma del juicio se dedicarán las siguientes jornadas de esta semana para las declaraciones de los testigos: dos de la acusación (el fiscal Julio Marcelo de Oliveira y el auditor Antonio Carlos Costa D’Ávila Carvalho Júnior, ambos del Tribunal de Cuentas de la Unión) y seis de la defensa.

En tanto, la mandataria comparecerá ante el Plenario del Senado el lunes 29, para asumir su defensa y realizar un alegato inicial de 30 minutos, prorrogable a criterio del titular del STF; luego, cada senador dispondrá de cinco minutos para interrogar a la mandataria, quien podrá o no responder las preguntas que le formulen.

Según medios de prensa, cita PL, está previsto que el miércoles 31 se realice la votación nominal electrónica en la cual cada miembro del Senado Federal solo deberá responder sí o no a la pregunta de ¿considera que Dilma Rousseff violó la Ley de Responsabilidad Fiscal?

Con respecto al juicio político, el expresidente y antecesor de Dilma, Luiz Inacio Lula da Silva, expresó: «Hoy comenzó la semana de la vergüenza nacional, la semana en que los senadores comienzan a rasgar la Constitución del país y en que comienzan a debatir la sanción a una mujer inocente, cuyo único crimen fue justamente ser honesta», durante un acto sindical en Río de Janeiro, reseñó EFE.

Lula insistió en que, sin un crimen concreto del que pueda ser acusada, su destitución es un «golpe de Estado» impulsado por el vicepresidente Michel Temer, quien asumió la jefatura de Estado de forma interina el 12 de mayo.

«Lo que están haciendo es buscar una forma de llegar al poder sin necesidad de disputar el voto popular, de ganar las elecciones mediante un golpe a través del Congreso Nacional», por lo que, resaltó Lula, los senadores que voten contra la Presidenta «no están suspendiendo los derechos de Dilma, están suspendiendo el voto que ustedes depositaron en octubre de 2014», dijo refiriéndose a las elecciones presidenciales en las que la líder del Partido de los Trabajadores fue reelegida.

Rousseff fue separada temporalmente de su cargo después de que el pleno senatorial aceptara la denuncia presentada contra ella por la emisión de tres decretos de suplementación presupuestaria.

En una declaración por escrito presentada el 6 de julio último ante la Comisión Procesal de Impeachment de la Cámara alta, Dilma rechazó la acusación que consideró como «fuera de lugar, inaceptable y profundamente injusta».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.