Hoy ha triunfado la paz, proclamó Maduro

Ante el intento opositor de generar el caos para propiciar un golpe, las fuerzas bolivarianas hicieron prevalecer este jueves un mensaje de amor, fuerza y unión

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, septiembre 1ro.— «La victoria es del pueblo, es de la paz, es de la Revolución», enfatizó este jueves el presidente Nicolás Maduro durante la gigantesca concentración que siguió a la marcha de las fuerzas bolivarianas a lo largo de toda la Avenida Bolívar, y que dejó chica a la movilización de los opositores.

«Estamos consolidando la paz, hoy está triunfando la paz, pero aún hay emboscadas que hay que disipar», alertó también el Presidente bolivariano, según reportes de VTV (Venezolana de Televisión), en el colofón de una jornada durante la cual la oposición, convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), había anunciado la Toma de Caracas; una manifestación que, se denunció, estaba encaminada a provocar el caos y la violencia como preámbulo de un golpe de Estado fraguado desde Washington.

Sin embargo, los guarimberos y sus mentores se quedaron con las ganas, como lo demostró el ambiente pacífico que reinó en la capital venezolana, matizado, desde luego, por las expresiones de júbilo y respaldo a la Revolución por parte de los chavistas.

Maduro también aseveró que se había derrotado la intentona golpista que pretendía llenar de muerte a Caracas, y anunció que «muy pronto les mostraremos cómo desmontamos el golpe de Estado que pretendía montar la derecha (…) Yo a la derecha la he llamado al diálogo, pero no ha querido, porque tiene un plan para llenar de violencia al país», reiteró, de acuerdo con otros despachos.

«Estamos tras la captura de varios criminales, estamos tras su búsqueda y en las próximas horas daré buenas noticias sobre esta situación», agregó.

Los chavistas no se quedaron en sus casas, destacaron el Presidente y otros dirigentes bolivarianos como el miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Jorge Rodríguez, quien afirmó que, a pesar de las amenazas de sectores de oposición, el pueblo rebelde salió «a defender la Patria, la Revolución, la vida y el futuro», reseñó VTV.

Más temprano, Prensa Latina daba cuenta de la «madrugadora» movilización de los bolivarianos, quienes empezaron a concentrarse por millares en las principales calles de la capital para manifestar su apoyo a la gestión económica y pacificadora del Gobierno y responder a la maniobra opositora, que pretende activar en lo que queda de año un referendo revocatorio contra el Jefe de Estado.

La víspera, dijo el despacho, militantes y simpatizantes del PSUV iniciaron una vigilia en la Plaza Venezuela, desde donde se pronunciaron contra la injerencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la administración de Estados Unidos en los asuntos internos del país.

El primer vicepresidente del PSUV y diputado Diosdado Cabello también habló a la concentración, que puso la Avenida Bolívar «roja, rojita».

«Vamos a trabajar y luchar por la paz, y de las calles no nos saca ni el imperialismo, ni la derecha, aunque no debemos caer en provocaciones beligerantes», exhortó, e insistió en que el Gobierno se mantendrá alerta porque «tenemos razones y argumentos para acusar a la derecha de ocultar propósitos golpistas detrás de la convocatoria a la marcha (de este jueves)».

Cabello recordó que los propios opositores saben que es imposible aplicar en este año el revocatorio porque incumplieron los plazos legales del proceso y no quieren reconocerlo. Lo que quieren es la guarimba para propiciar el caos, hacer correr la sangre del pueblo y derrocar al legítimo presidente de la República, denunció.

Autoridades electorales han explicado que, de acuerdo con las leyes y la primera entrega de firmas, la oposición solo podrá recolectar los cuatro millones de rúbricas que debe presentar ahora a favor del referendo (el 20 por ciento del padrón electoral), hasta la semana del 24 al 30 de octubre. Luego se requiere un mes para verificar las firmas y un máximo de tres meses para organizar la consulta.

Durante la jornada también trascendió que Maduro dijo tener listo un decreto para levantar la inmunidad de todos los cargos públicos del país, «para que nadie utilice la inmunidad parlamentaria para conspirar».

Como se sabe, la Asamblea Nacional tiene mayoría opositora y su presidente es ahora el adeco Henry Ramos Allup, un hombre que destila amargura luego de que la Revolución acabara con el «puntofijismo», y quien ejerce su cargo no como jefe de un Parlamento, sino pensando en las vendettas políticas.

Siguen por sus fueros

Los líderes de la opositora MUD anunciaron marchas para el próximo 7 de septiembre ante las oficinas de las capitales de los estados en todo el país y, el día 14, a lo que llamó una Jornada Nacional de Movilización de 12 horas de duración en esas mismas ciudades.

Según un sitio web de la oposición, las medidas están contenidas en un comunicado que leyó la víspera «Chúo» (Jesús) Torrealba, secretario general de la MUD, ante sus manifestantes.

El texto da muestras del carácter conspirativo de la oposición cuando se dirige a la comunidad internacional y confiesa que quiere lo que llama «una transición pacífica a la democracia» y anuncia que «hoy  (ayer jueves) es el inicio de la etapa definitiva de esta “lucha”».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.