Hillary Clinton usa su estado de salud para cuestionar plataforma republicana

Recuperar —o ganarse— la confianza del grupo generacional conocido como los millenials destaca hoy entre las prioridades inmediatas de la candidata demócrata

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, septiembre 17. —La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, usó su reciente neumonía para criticar el desinterés republicano en la salud de las mujeres, reporta Prensa Latina.

La exsecretaria de Estado ironizó sobre toda la atención que generó en las filas rivales su reciente enfermedad, pues «finalmente conseguí que algunos republicanos se interesaran en la salud de las mujeres».

La plataforma política del Grand Old Part exhibe falencias en asuntos como el derecho al aborto, fuertemente criticadas por los movimientos feministas y las votantes.

Los rumores sobre la salud de Clinton comenzaron incluso antes de un leve desmayo sufrido la pasada semana, y las hipótesis saltan del daño cerebral al Mal de Parkinson, aunque al parecer se trató de una gripe mal cuidada.

Aún así, las voces del conservadurismo insistieron en algo peor, poniendo en duda la capacidad de la también exsenadora para cumplir sus obligaciones como primera mujer presidente de Estados Unidos si gana las elecciones de noviembre.

Clinton volvió al ruedo político el pasado jueves, se mostró optimista y activa, admitió que debió descansar más, pero señaló que hizo lo que toda mujer hace a diario, asumir sus responsabilidades en el trabajo y el hogar.

Millennials, el nuevo objetivo electoral de Hillay Clinton

Según el portal The Hill, dos recientes encuestas indican que un tercio de la llamada Generación Y, votantes menores de 30 años, se decantan por una tercera opción en las futuras elecciones, pues desconfían de las propuestas demócratas y de las republicanas.

Así, dicho grupo parece decantarse por Jill Stein, del Partido Verde, o Gary Johnson, del Partido Libertario, opciones que afectan más a la candidata demócrata que al republicano Donald Trump.

De acuerdo con un sondeo de la Quinnipiac University, el 55 por ciento del electorado joven prefiere a Clinton sobre Trump, pero igual, tal estimado representa una merma del cinco por ciento respecto a los votos milenistas que recibió Barack Obama en 2012.

Analistas demócratas admiten que la exsecretaria de Estado tiene que mejorar sus cifras con los votantes blancos, y su discurso del próximo lunes en Philadelphia podría ser crucial para ganarse esas necesarias simpatías.

Además, Clinton le confió a Bernie Sanders la misión de hacer campaña por ella este fin de semana en Ohio, movida estratégica, pues el senador por Vermont era el preferido de los millennials por sus propuestas antisistémicas.

Otras figuras prominentes, como la Primera Dama Michelle Obama y la senadora Elizabeth Warren se sumaron a esta ofensiva para convencer al electorado joven, aunque existe consenso en que toca a Clinton ganarse el público, pues será ella la eventual presidenta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.