Firmeza y lealtad para con los pueblos en presidencia venezolana del MNOAL

La Paz, un reclamo que defienden los No Alineados, se proyectó en buena parte de las intervenciones de los dignatarios presentes en la XVII Cumbre del poderoso Movimiento, que concluye este domingo

Autor:

Yaima Puig Meneses

ISLA DE MARGARITA, Venezuela, septiembre 17.— «La República Islámica de Irán tiene el honor de entregar la responsabilidad del MNOAL al Gobierno hermano de Venezuela», dijo el presidente de ese país Hasan Rohani, al dar apertura a la plenaria de Alto Nivel de la XVII Cumbre del MNOAL, que se celebra hasta este domingo en la Isla de Margarita, y entregarle al Jefe de Estado bolivariano el mazo simbólico de su mandato hasta el año 2019.

Venezuela asumió este sábado la presidencia del poderoso Movimiento de Países No Alineados, que agrupa a 120 Estados miembros plenos y dos observadores en los que vive el 55 por ciento de la población mundial, con el propósito de hacer avanzar al organismo que con su fundación logró engranar las gestas de los pueblos contra el colonialismo, la explotación y el saqueo, las luchas por el respeto a la soberanía y la autodeterminación, dijo Maduro.

Señaló que luego, en los años 90 del pasado siglo, vino una etapa en la que se impuso un orden unipolar en lo político, económico, militar y social, «la etapa del fin de las ideologías y de la imposición del modelo capitalista salvaje, neoliberal, como modelo único y la etapa de imposición de las formas de amenaza y de guerra para cambio de régimen».

Sin embargo, destacó que el Movimiento NOAL dio una demostración de resistencia, de continuidad y perseverancia y a partir de la reunión de Kuala Lumpur, en 2003, con la Cumbre de La Habana, en Cuba, con la Cumbre de Egipto y con la Cumbre de la República Islámica de Irán se comenzó a perfilar la posibilidad, hoy cierta, del surgimiento de un mundo pluripolar y multicéntrico que ha permitido el surgimiento de un nuevo sistema de relacionamiento económico, social, político y cultural, de cooperación Sur-Sur.

Tras reconocer que bajo la dirección iraní el movimiento se dotó de «una nueva vigencia, de un nuevo vigor, de un nuevo dinamismo», Maduro advirtió que ahora es más urgente todavía defender el derecho a construir nuestros propios modelos políticos y a fortalecer la cooperación Sur-Sur, dijo el Jefe de Estado venezolano, quien denunció la arremetida contra Venezuela para tratar de socavar los avances de la Revolución impulsada por el Comandante Hugo Chávez y agradeció la solidaridad internacional con su Gobierno.

Con firmeza, Maduro apuntó: «Más tarde que temprano Venezuela saldrá victoriosa de estas arremetidas imperiales», que también aseguró «es contra toda la América Latina y el Caribe, las viejas oligarquías quieren recolonizar la vida, la política y la economía de nuestros pueblos para acabar sus riquezas y destruir la soberanía», expresó Maduro.

Aseguró que forman parte de esa estrategia, el golpe parlamentario contra Dilma Rousseff y la campaña de descrédito contra Luiz Inácio Lula da Silva.

Entre los elementos aportados que estarán recogidos en la Declaración de Margarita que deben aprobar los dignatarios presentes, también se refirió a la necesidad de «una nueva fundación de Naciones Unidas», propósito que sería abordado en no pocas de las intervenciones del plenario cimero.

Al respecto, el líder bolivariano dijo que «este movimiento tiene el patrimonio, tiene la fuerza, tiene el liderazgo y tiene los votos para avanzar de manera decidida en un proceso de concreción, aceleración de esos procesos de transformación», que incluiría como uno de los principales objetivos ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU, para que la voz y el voto de las potencias emergentes del Sur sean tomadas en cuenta y sea común el principio de participación en la toma de decisiones que afectan la seguridad y la paz mundiales.

Con ese propósito, Maduro anunció que el liderazgo de Venezuela en la presidencia pro témpore del MNOAL «será usado con firmeza y lealtad para la causa de nuestros pueblos».

Maduro resaltó que en la Declaración de Margarita, con la que Venezuela se compromete a cumplir, se destaca el impulso de una agenda de cultura de paz y defensa a la autodeterminación de los pueblos.

Al respecto, reafirmó el apoyo al pueblo de Palestina, que enfrenta la ilegal ocupación del Estado de Israel. «La defensa del pueblo palestino no es una asunto de religión, es un asunto de humanidad y dignidad (...). No nos podemos acostumbrar a ver la masacre del pueblo de Palestina como algo normal», subrayó.

Ratificó en esos puntos, el apoyo a «una gran causa que lleva cinco décadas y que está enclavada aquí en este Caribe». Así se refirió al rechazo al criminal bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por el Gobierno de Estados Unidos a Cuba y a su pueblo. «Tenemos que ir junto a Cuba, seguir junto a Cuba hasta que veamos desmoronarse y podamos desmantelar el bloqueo y la persecución económica y financiera contra el hermano pueblo de Cuba. Está cerca el momento, lo vamos a ver y Cuba se merece, no solamente que se desmantele este bloqueo criminal que la persigue financiera, económica y comercialmente, sino que Cuba se merece que a ese pueblo se le resarzan todos los daños que se le han hecho durante más de cinco décadas de persecución, un bloqueo criminal».

Otros de los compromisos establecidos en Margarita son: retomar la agenda del camino al diálogo para conciliar la paz entre los pueblos, la preservación del ambiente, y las alianzas comunicacionales. Además se insta a profundizar el desarrollo del nuevo orden económico internacional, que se palpa en organismos y bloques emergentes como el Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y las alianzas entre los bloques regionales que se han consolidado en Asia, África, América Latina y el Caribe.

«Es vital que el MNOAL mantenga las luchas de nuestros pueblos contra el colonialismo por el respeto a la soberanía y la autodeterminación», recalcó Maduro, quien recordó que el bloque también aboga por la descolonialización de Puerto Rico y los desplazados en Europa y otras partes del mundo, debido a las guerras generadas por Estados Unidos y sus aliados internacionales.

En la plenaria, Venezuela propuso la creación de la Secretaría General del Sur del MNOAL y la concreción del Banco del Sur, a través de un fondo de financiamiento para el desarrollo de los países.

Irán señala la fortaleza de la solidaridad

Con la intervención de Hasan Rohani, presidente de la República Islámica de Irán en la XVII Cumbre de los Países No Alineados, se inició la importante reunión en que entregó la dirección a Venezuela.

El mandato de cuatro años de Irán al frente de los NOAL fue saludado y reconocido por los representantes que hablaron en esta primera y larga sesión en la que hablaron varias decenas de dignatarios y se extendió desde el mediodía hasta las ocho de la noche.

Destacó Rohani que las claras posturas del Movimiento referentes a diferentes asuntos importantes mundiales, tales como el desarme, la refundación de la estructura de la ONU, la preservación del movimiento por la paz y los derechos humanos son los frutos de reuniones y consultas con Estados miembros y con otras organizaciones.

Todos sabemos que las potencialidades del Movimiento de Países No Alineados dependen de la solidaridad entre los miembros y también del incremento de la eficiencia de la misma, resaltó y expresó que con el esfuerzo y compromiso de las autoridades de Venezuela y el apoyo de todos los miembros «seamos testigos de un período exitoso para las actividades del Movimiento» que celebra la XVII Cumbre bajo el lema de La paz, la solidaridad para el desarrollo y la soberanía.

Alertó Rohani que «esta cumbre se está dando en unas circunstancias en las que la paz en todas sus dimensiones en el mundo entero está en riesgo y en amenaza, y la violación de la soberanía nacional en los países en desarrollo, en diferentes modalidades se está realizando», por lo que señaló que «los miembros del Movimiento en la actual circunstancia, más que nunca, requieren la solidaridad, la integración y la coordinación».

Apuntó que la tendencia a la polarización militar está todavía en la mentalidad y el comportamiento de algunos de los actores, y se incrementan las carreras armamentistas, la creación de guerras y el incremento de disputas, aunque agregó que siguiendo los principios del Movimiento podrán resolver de la mejor manera los grandes desafíos y retos.

«Nosotros creemos que con una mayor interacción es posible un mundo con una imagen más humana y más justa», aseveró.

Hizo referencia a que en los últimos años hemos observado diferentes incidentes muy dolorosos en Siria, Yemen, Iraq y Libia, que son símbolo de la falta de responsabilidad de parte de potencias, y señaló que la República Islámica de Irán desde el inicio fue el primer país que advirtió sobre el peligro de lo que era el terrorismo, mientras algunos países irresponsables del Medio Oriente y de Occidente estaban formando, apoyando y equipando a esos grupos terroristas exportados a Siria y a otros países.

Rohani consideró que el Movimiento NOAL tiene capacidad para lograr que avance en la ONU la idea de la creación de un frente único para combatir al extremismo y la violencia.

Ratificó que el oprimido pueblo palestino tiene el derecho de tener un territorio libre y un gobierno, pero el apartheid del régimen sionista le quita esos derechos legítimos del pueblo palestino. «Según nuestra creencia, apuntó, la defensa al pueblo palestino no depende de una creencia o de una religión, sino que es un asunto humano que tiene que hacer todo el mundo».

Reafirmó que la política exterior de la República Islámica se basa en la interacción y el esfuerzo para resolver las disputas, las discrepancias y los malos entendidos a través del diálogo y la cooperación, destacando el importante acuerdo nuclear iraní que logró el derecho legítimo de los países a las actividades nucleares pacíficas.

Mensaje de Ban Ki-Moon

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon envió un saludo a la reunión de líderes globales en el que felicitó al Gobierno de Venezuela por ser anfitrión de esta Cumbre y lamentó no haber podido estar presente por las preparaciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Ban reconoció el liderazgo de Irán que coordinó el trabajo del Movimiento de los No Alineados en los últimos cuatro años y destacó que la agrupación desempeñó «un papel clave en la formulación y alcance de los objetivos de la Agenda 20-30».

También felicitó a los miembros del MNOAL por los logros obtenidos en el tema de esta reunión: Soberanía y solidaridad para el desarrollo, así como su propósito común de «entender que el multilateralismo es la forma más efectiva de abordar los desafíos mundiales».

Ban reconoció el énfasis en la centralidad de la independencia, la igualdad, la resolución pacífica de controversias y la cooperación internacional, así como la promoción del desarrollo sostenible, la lucha contra la pobreza y el desarme nuclear, e hizo mención al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Las enérgicas posturas de Ecuador y Bolivia

«Latinoamérica no tolerará otro plan Cóndor», fue la aseveración casi inmediata al intervenir el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien denunció que ese nuevo intento tiene como objetivos a los Gobiernos progresistas de la región.

El mandatario ecuatoriano reiteró la solidaridad con Venezuela y propuso a la Cumbre que rechace todo intento de desestabilización y de injerencia externa contra la República Bolivariana y también contra los pueblos de la región que experimentan una fuerte arremetida contra su soberanía.

Conciso y directo en sus pronunciamientos, aseveró: «Es poco probable que América Latina acepte dictaduras militares en pleno siglo XXI, pero los poderes fácticos que hemos osado desafiar utilizan otros métodos como el bombardeo mediático, golpes de Estado parlamentarios, acoso económico y difamación de líderes democráticamente electos, para tratar de recuperar sus espacios perdidos».

Al hacer referencia al reciente golpe de Estado parlamentario contra la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, descalificó el silencio de gran parte del mundo ante una situación para la que dijo no fue convocada la Carta Democrática de la OEA, lo que aseguró mostraba la doble moral.

El Presidente ecuatoriano calificó de sencillo e inmenso al líder  Luiz Inácio Lula da Silva, expresando su admiración por el presidente que transformó a Brasil y luchó por erradicar el hambre y la inequidad, y quien hoy es también víctima de la judicialización de la política porque tiene amplias posibilidades de ser vencedor en las urnas.

Demostró su solidaridad con Cristina Fernández de Kirchner quien, dijo, con su esposo Néstor, levantó a Argentina de las cenizas en que la dejó el brutal neoliberalismo.

Mostró eterna solidaridad con Cuba, víctima del abuso del bloqueo, el más claro desprecio en tiempos modernos al Derecho Internacional y a la soberanía de los pueblos, pero la Isla heroicamente, sin doblegarse y dando lecciones de dignidad, ha soportado un criminal cerco de más de medio siglo. Fue contundente su denuncia a la política de Estados Unidos hacia la Isla caribeña.

Igualmente felicitó a Venezuela y a su líder, Nicolás Maduro, por recibir el apoyo y la confianza de los países de MNOAL para asumir la presidencia del Foro Mundial, y al mismo tiempo agradeció a Irán por su liderazgo en defensa de los principios de igualdad entre los pueblos, el respeto entre Estados soberanos y la búsqueda de la verdadera paz, que están hoy más vigentes que nunca.

Explicó que se vive en un «mundo altamente desigual con una distribución de la riqueza y el poder vergonzosamente inequitativa y órganos de gobernanza global que excluyen de los procesos de toma de decisión a la gran mayoría de los países», por lo que llamó a la transformación del sistema de Naciones Unidas, un tema que fue recurrente en la mayoría de las intervenciones este sábado.

Correa se expresó contra los monopolios mediáticos y aseguró que nunca había visto tanto abuso en nombre de la libertad de expresión, igualmente advirtió que la agenda de los No Alineados debe incluir el compromiso con las verdaderas democracias en función de los pueblos y no en base a los modelos occidentalizados.

El Presidente de Ecuador llamó a los miembros del Movimiento a elaborar un documento vinculante que condene a las transnacionales que violen derechos humanos y de la naturaleza, como lo ha hecho Chevron-Texaco en la selva amazónica ecuatoriana.

Por su parte, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, presentado por Nicolás Maduro con respeto y admiración hacia el líder indígena de nuestra Patria Grande, admitió su alegría y satisfación de participar en un Movimiento en el que los fundadores como Gandhi, Mandela, Fidel y otros legaron una enorme responsabilidad a las actuales generaciones para llevar a cabo grandes procesos revolucionarios para bien de la humanidad.

Nuestra cumbre es por la paz, soberanía y solidaridad para el bienestar de los pueblos del mundo, aseguró, y agregó que el capitalismo no garantiza nada de eso y menos aún la paz.

Destacó Evo Morales lo que ocurría en su país antes de la nacionalización y la ley de hidrocarburos con la renta petrolera y ahora, esa renta de más 5 000 millones de dólares, frente a 300 millones antes de la nacionalización, garantiza que «nuestros recursos naturales son para bien de todas y todos en Bolivia», donde ha cambiado la situación económica y social como resultado de ser antimperialistas y anticapitalistas.

Denunció Evo Morales que «el narcotráfico es el sistema que más beneficia al capitalismo», y pidió una restructuración definitiva y alcanzar un cambio verdadero en el sistema imperante en la lucha contra el narcotráfico que controlan Estados Unidos y sus aliados.

«Es un instrumento de Estados Unidos, un instrumento de carácter geopolítico (...) si vemos en todo el mundo, donde está Estados Unidos crece el narcotráfico (...) con bases militares, con DEA norteamericana, con financiamiento, crece el narcotráfico en todo el mundo», expresó.

Agregó que usan el narcotráfico para «justificar alguna intervención y robar nuestros recursos naturales», y si Estados Unidos quisiera acabar con el contrabando de droga no existirían los paraísos fiscales.

Con determinación, no solo condenó el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, sino que exigió al Gobierno de ese país: «Es hora de que Estados Unidos asuma su responsabilidad para resarcir los daños al pueblo cubano».

A lo que agregó que el restablecimiento de relaciones no es suficiente mientras se mantenga un bloqueo que viola todas las normas del derecho internacional.

El Presidente boliviano expresó también su apoyo y solidaridad a la Revolución Bolivariana frente a las agresiones económicas y políticas de Estados Unidos y advirtió: Los pueblos indios somos rebeldes y nuestra rebelión siempre se impondrá junto a los países que luchan por la liberación de los pueblos.

En consonancia con ese postulado, expresó su respaldo al pueblo palestino, víctima de las políticas de genocidio sin precedentes aplicadas por el Estado de Israel con el apoyo directo de Estados Unidos.

Evo Morales concluyó destacando la importancia de la unidad y la necesidad de un nuevo orden mundial con justicia social «para vivir en armonía con la naturaleza y la madre tierra».

Otros presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones que intervinieron este sábado fueron Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Robert Mugabe, de Zimbabwe; Mahmud Abbas, de la Autoridad Nacional Palestina; el primer ministro Gaston Browne de Antigua y Barbuda; de Dominica, Roosvelt Skerrit; de Haití, Jean Charles Enex; de Namibia, Saara Kuugongelwa; de Suazilandia, Barnabas Sibusiso; de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, y de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.