Una guerra silenciosa

La presión económica como método para derrocar al Gobierno bolivariano ha sido una constante de la derecha venezolana

Autor:

Juventud Rebelde

La guerra económica se ha instrumentado por las grandes empresas nacionales y extranjeras privadas (que virtualmente monopolizan el comercio de víveres) mediante el desabastecimiento de rubros sensibles de la canasta básica, como forma de distorsionar artificialmente el mercado.

El propósito es promover la inflación y la especulación generalizada (que según expertos marcó todo el primer semestre de este año).

Esta artera forma de agresión aprovecha la caída histórica de los precios del petróleo, principal rubro de la economía nacional.

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) son organizaciones populares y comunales creadas en abril por el Gobierno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.