¿A la tercera van los vencidos? - Internacionales

¿A la tercera van los vencidos?

Tras las consultas, Felipe VI determinará si propone «un candidato a la presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios» para obtener el voto de confianza del Parlamento

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, octubre 11.— El culebrón de la parálisis política de España tendrá un final de infarto en la última semana de octubre, cuando el Rey decidirá en dos días, tras diez meses sin gabinete, si propone un candidato para formar Gobierno o convoca nuevas elecciones, reportó AFP.

Con la fecha límite obligatoria del 31 de octubre cada vez más cerca, que es cuando debe haber un nuevo Ejecutivo o deben convocarse legislativas, la Casa Real anunció este martes que el Rey recibirá a los jefes de los partidos políticos el 24 y 25 de octubre.

Tras las consultas, Felipe VI determinará si propone «un candidato a la presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios» para obtener el voto de confianza del Parlamento, explicó en rueda de prensa la presidenta del Legislativo, Ana Pastor.

El jefe de Gobierno saliente, el conservador Mariano Rajoy, del partido Popular (PP), ha manifestado su deseo de volver a intentar ser investido, luego de fracasar en el Parlamento en dos votaciones a finales de agosto y principios de septiembre, tras recibir el encargo del Rey. Tampoco el exlíder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, consiguió en su momento el apoyo suficiente en el Congreso para ser investido.

El derechista PP ganó las pasadas elecciones de junio, pero con 137 diputados de los 350 del Congreso quedó lejos de una mayoría para obtener el voto de confianza, aun contando con el apoyo de los 32 escaños del también conservador partido Ciudadanos.

Para tener éxito, Rajoy necesita la abstención de los socialistas, segunda fuerza en el Parlamento que, hasta ahora, ha votado contra él. Pero el PSOE está en plena crisis interna y decidirá si permite un nuevo Gobierno de la derecha en un cónclave previsto para el 23 de octubre.

Hasta ahora, los socialistas habían mantenido su veto a un nuevo Gobierno del PP, al que atribuyen duras medidas de austeridad y escándalos de corrupción, pero la formación se fracturó en las últimas semanas sobre la posición a adoptar.

El 1ro. de octubre, Pedro Sánchez, fiero detractor de Rajoy, se vio obligado a renunciar como líder del PSOE ante una revuelta de sectores críticos del partido proclives a una abstención para permitir gobernar a Rajoy y acabar con el bloqueo político.

Con 85 diputados en el Parlamento, el PSOE quedó en manos de un comité gestor, al parecer proclive a la abstención, pero miembros del partido contrarios no tiran la toalla y han decidido recoger firmas para forzar un congreso extraordinario que podría revertir la actual dirección interina socialista.

Si Rajoy recibe nuevamente el encargo del Rey, comenzará una carrera contrarreloj en la que el líder conservador tendría que someterse al voto de confianza y obtenerlo para el 31 de octubre. Tras esa fecha, la ley dispone que se disuelvan automáticamente las Cortes y se convoquen elecciones para diciembre, que serían las terceras en un año, algo inédito en el país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.