Ministro cubano llama a frenar con ideas arremetida fascista - Internacionales

Ministro cubano llama a frenar con ideas arremetida fascista

El intelectual y ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, exhortó a promover entre los jóvenes las ideas de José Martí, Ernesto Che Guevara, Simón Bolívar y los otros grandes próceres libertarios de Nuestra América

Autor:

Juventud Rebelde

VALLEGRANDE, Bolivia, octubre 11.- El intelectual y ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, convocó a frenar la arremetida fascista en Nuestra América y el mundo promoviendo entre los jóvenes las ideas de José Martí, Ernesto Che Guevara y los grandes próceres libertarios.

Durante los homenajes al Che en esta ciudad boliviana y en La Higuera, donde fue asesinado hace 49 años por instrucciones de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana, Prieto reflexionó sobre la actual coyuntura mundial.

Ahora, dijo, hay una arremetida contra todos los procesos progresistas, y creo hacen falta paradigmas, modelos que los jóvenes conozcan de la historia de nuestra región, como Martí, el Che, Simón Bolívar y tantos otros, que dejaron una siembra para las generaciones venideras.

Porque, puntualizó, todos sabemos que el gran proyecto del imperialismo es que la juventud contemporánea se entretenga en otras cosas más triviales, y es imprescindible que esas ideas permanezcan.

También, comentó Prieto, es imprescindible que existan y se formen cuadros jóvenes como el ministro de Cultura de Bolivia, Marco Machicao, comprometidos con el proyecto histórico de los grandes héroes de Nuestra América, según publicó PL.

Destacó la recién concluida reunión de ministros de Cultura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en la ciudad boliviana de Santa Cruz y que algunos de ellos estuvieran en Vallegrande para rendirle homenaje a Ernesto Che Guevara.

El proyecto de la CELAC, subrayó el escritor y dirigente cubano, tiene mucho que ver con Martí y también con el Che, quien era un convencido de que Nuestra América y los países del Sur tenían que alzarse, crear muchos Viet Nam.

El Che confiaba en que, a corto o más largo plazo, los pueblos iban a triunfar sobre el imperialismo, recalcó, y esa fe en la victoria, esa tenacidad y terquedad revolucionaria que está en Fidel y Raúl Castro, en Evo Morales y estaba en Hugo Chávez, llevó a nuestra región a conquistar un lugar excepcional en el mundo.

Prieto elogió el papel que juega en muchos países la Brigada Médica Cubana y subrayó, están aquí desde hace 10 años con nuevas oleadas de profesionales y el mismo espíritu guevarista, revolucionario, latinoamericanista, y siguen trabajando por conservar estos lugares históricos y defender las ideas del Che.

La primera vez que visité Vallegrande y La Higuera, recordó, fueron los médicos y trabajadores de la salud cubanos quienes me llevaron a estos sitios sagrados de nuestra historia y quienes los cuidaban y protegían, con una devoción que nos impactó mucho.

El intento hoy de restaurar el neoliberalismo en su forma más feroz es contra la dignidad humana, alertó, y hay personas que se engañan y piensan que, sencillamente, la modernidad puede ser la solución a la pobreza y la injusticia social.

Hay muchas trampas en esto, aclaró al calificar de tremendo el papel de algunos medios masivos de comunicación a los cuales se han sumado novedoras formas de manipulación con las redes sociales, las que tenemos que saber usar mejor que ellos para defender la verdad.

El sentido de las efemérides no puede ser quedarse en los actos, en ofrendas florales o discursos, opinó, sino tratar de aprovecharlas para que la población retome el sentido verdadero de lo ocurrido, el mensaje de quienes entregaron sus vidas como hizo el Che.

Creo que estos ejemplos deben convertirse en algo personal, pues si las ceremonias y los rituales son exteriores a cada hombre o mujer, es difícil que de ahí nazca algo perdurable, afirmó.

Elogió Prieto el trabajo heroico de los médicos y enfermeros cubanos en África para combatir la epidemia de Ébola, enfermedad letal apenas conocida a riesgo de sus vidas, y que lograron frenarla, como lo refleja el libro Zona Roja de Enrique Ubieta.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.