Ratifica Unesco defensa de Jerusalén como ciudad multicultural

En un texto divulgado, el organismo internacional reconoció que el patrimonio de Jerusalén es indivisible y cada una de sus comunidades tiene derecho al reconocimiento explícito de su historia y de su vínculo con la ciudad

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, octubre 14. —La directora general de la Unesco, Irina Bokova, ratificó la defensa de Jerusalén como una ciudad multicultural y espacio sagrado para las tres religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam.

«Es a título de esa diversidad y coexistencia religiosa y cultural que la urbe fue inscrita en la Lista de patrimonio mundial de la Unesco», recordó la titular en un comunicado.

De acuerdo con el texto divulgado, el patrimonio de Jerusalén es indivisible y cada una de sus comunidades tiene derecho al reconocimiento explícito de su historia y de su vínculo con la ciudad.

«Negar, ocultar o querer borrar algunas de las tradiciones judía, cristiana o musulmana, pone en peligro la integridad del sitio», señaló la declaración de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Bokova indicó que en ese contexto diverso, los pueblos diferentes frecuentan los mismos lugares, y a veces les otorgan nombres diferentes.

En este sentido, apuntó que la mezquita Al Aqsa/Al-Haram-al-Sharif es un santuario sagrado para los musulmanes, y es también el Monte del Templo, cuyo Muro de las Lamentaciones es sitio sagrado del judaísmo.

Para Bokova, esta síntesis es un llamado al diálogo, no a la confrontación, y «tenemos una responsabilidad colectiva que consiste en fortificar esta coexistencia cultural y religiosa».

Las declaraciones de Bokova se producen en reacción a recientes informaciones publicadas en algunos medios de comunicación, según las cuales el Consejo Ejecutivo de la Unesco aprobó una resolución en la que desliga al Monte del Templo y al Muro de las Lamentaciones de la tradición del judaísmo.

A raíz de esas versiones, integrantes del gobierno de Israel han emitido duras críticas contra la Unesco.

Sin embargo, la resolución aprobada la víspera en el Consejo demanda, por el contrario, que las autoridades israelíes respeten los sitios de culto en la zona de la mezquita Al Aqsa/Al-Haram-al-Sharif, y permitan el acceso a las comunidades musulmanas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.