Diálogo venezolano entre gobierno-oposición lima asperezas entre las partes

La mesa de negociaciones se instaló el pasado 30 de octubre en Venezuela y ha tenido progresos significativos para el futuro de esa nación

Autor:

Juventud Rebelde

QUITO, noviembre 2. — Ernesto Samper, Secretario General de Unasur, afirmó que Los diálogos instalados recientemente en Venezuela son la salida para resolver las tensiones y limar las diferencias existentes hoy entre el gobierno y la oposición de ese país.

La mesa se instaló el pasado 30 de octubre, tras seis meses de trabajo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con ayuda de los expresidentes Martín Torrijos (Panamá), José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Leonel Fernández (República Dominicana), según reportó Prensa Latina.

Desde 2014, el bloque regional valoró como una política establecer un diálogo entre las partes en conflicto, teniendo en cuenta ciertos hechos violentos suscitados en Venezuela.

Entonces, Unasur decidió mediante su consejo de cancilleres apoyar una salida pacífica a través de negociaciones y creó una troika (Ecuador, Colombia y Brasil), la cual promovió un acuerdo bilateral para no recurrir a la violencia.

Todos esos detalles los recordó en rueda de prensa Samper, desde la sede de la Unión, ubicada en la Mitad del Mundo, en esta capital, donde compartió sus ideas sobre la importancia de ese proceso negociador para el pueblo venezolano.

Aunque no descartó otras posibles vías para solucionar el conflicto, Samper consideró que el diálogo, es la salida a las desavenencias políticas.

A su juicio, es el mecanismo menos costoso en términos políticos y sociales y conlleva formas de no violencia.

Por otra parte, insistió en que Unasur propuso en cese bilateral del fuego «mediático e institucional», pues la descalificación y el enfrentamiento en esos aspectos no ayuda en el intento de conversaciones en busca de salidas.

Samper agradeció el respaldo de algunos mecanismos internacionales en los esfuerzos por la paz en Venezuela como la Organización de Naciones Unidas, con el apoyo público y reiterado de su secretario general, Ban Ki-moon.

Citó además a la Unión Europea y al Vaticano, así como el papa Francisco, que por una gestión personal suya, accedieron a estar presentes en la instalación de los diálogos y jugaron un rol importante en ellos, por medio del Monseñor Emil Paul Tscheerrig.

Asimismo, manifestó esperanza de que la visita a Caracas del subsecretario de Estado de EE.UU. para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, contribuya a que Washington tome partido por el tema del diálogo como la salida para el país suramericano.

«Sabemos que hay otras opciones pero si la decisión de EE.UU. es sincera, queremos que propicie esta opción y no alimente otras salidas que podrían contrariar estos esfuerzos», alertó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.