Latinoamérica contra la marcha atrás

Desde varios países se alzaron las voces por la democracia y contra el neoliberalismo

Autor:

Juventud Rebelde

Manifestaciones, marchas y actos tuvieron lugar en distintos puntos de la región latinoamericana por la democracia y contra la vuelta del neoliberalismo.

Cuando Venezuela es asediada por la derecha y la garra imperial, en Caracas y otros puntos venezolanos, las movilizaciones populares en defensa de la paz y en respaldo al Gobierno de Maduro se dieron la mano con esta Jornada por la Democracia y contra el Neoliberalismo, que sufrió un duro golpe con la derrota del ALCA hace 11 años.

Bolivia se sumó precisamente a la jornada con una abierta denuncia a la ofensiva imperial hacia el Gobierno de Maduro y el pueblo de Venezuela, reportó PL, así como contra el libre comercio y las transnacionales, en demanda de la profundización de los procesos democráticos y por la defensa de la soberanía de los pueblos y su integración.

Desde México, representantes de organizaciones sociales y sindicales se reunieron en torno a El Ángel de la Independencia, en la capital, contra el acuerdo de asociación transpacífica, y adujeron que el tratado solo los empobrecerá y beneficiará a las transnacionales.

En Argentina, se reportaron movilizaciones con toma de las calles por los miembros de la Central de Trabajadores Argentinos (la CTA) contra los ajustes de Macri. Cincuenta organizaciones sociales se manifestaron en distintos puntos del país, dijo Telesur.

En tanto, desde Bogotá, la Central de Trabajadores de Colombia (CTC) hizo un llamado a enfrentar la nueva ofensiva neoliberal en el continente y una exhortación a avanzar en este proceso de articulación, reportó PL.

En Brasil, Telesur denunció la represión contra planteles del Movimiento Sin Tierra, donde se forman jóvenes de distintos países. Se sigue criminalizando a los movimientos sociales, denunció la multinacional. Hay 1 200 escuelas ocupadas contra el congelamiento de los gastos sociales por el Gobierno usurpador de Michel Temer, y también están siendo reprimidos, denunció.

Precisamente, una de las voces más altas en esta Jornada fue la de la depuesta expresidenta Dilma Rousseff, invitada a Montevideo por la central sindical PIT-CNT.

En el marco de una marcha combativa y nutrida del pueblo uruguayo, Dilma manifestó su temor de que el retroceso social que azota a su país tras el golpe parlamentario que la apartó del poder sea una «tendencia continental» que amenaza todas las conquistas de los gobiernos populares, reportó EFE.

Rousseff afirmó que en los últimos 15 años América Latina vivió un proceso de «aumento de los beneficios de los trabajadores y de las poblaciones más pobres», a contracorriente de lo que pasaba en los países desarrollados. Y en su opinión, ese proceso se ve hoy en riesgo «en nombre de un neoliberalismo basado en intereses financieros».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.