El terrorismo abate a un hombre del Kremlin

El asesinato por la espalda del embajador ruso en Turquía atiza más el fuego en una región donde se cruzan los intereses de los principales actores globales

Autor:

Juventud Rebelde

Moscú, diciembre 19.— Rusia llevará al Consejo de Seguridad de la ONU el caso del atentado contra su embajador en Turquía, Andrei Karlov, quien falleció este lunes a causa de heridas provocadas por disparos de un agresor que también baleó a otras tres personas.

Esperamos un diálogo honesto, directo y abierto en el Consejo de Seguridad, donde nadie plantee ideas extrañas, declaró la vocera de la cancillería rusa, Maria Zajarova, durante un encuentro con la prensa nacional y extranjera, reportó PL.

Nosotros calificamos como acto terrorista el ataque contra nuestro embajador en Turquía, con cuyas autoridades mantenemos contacto permanente y nos aseguraron que los culpables serán castigados, señaló Zajarova.

El terrorismo no pasará, vamos a continuar la lucha contra ese flagelo con todas las fuerzas, señaló la portavoz, quien afirmó que Karlov quedará en sus corazones como un gran diplomático que luchó contra ese fenómeno desde su puesto de embajador.

En tanto, EFE informó desde Moscú que el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que el asesinato de su embajador en Ankara busca torpedear las buenas relaciones con Turquía y el arreglo pacífico del conflicto en Siria.

Putin, a quien el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, informó sobre los detalles del ataque, dijo que la respuesta de Moscú será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo.

En el mismo sentido se pronunció Turquía. Otro despacho de EFE, desde Ankara, recoge que el presidente Erdogan aseguró que el asesinato es una «provocación que tiene como objetivo destruir la normalización» entre ambos países.

«Tanto la administración rusa como la turca son conscientes de ello y no lo van a permitir», señaló Erdogan en una primera declaración tras el asesinato de Karlov, abatido por un policía turco de 22 años durante la inauguración de una exposición fotográfica.

Erdogan agregó que Rusia y Turquía crearán una comisión conjunta para esclarecer el ataque, al tiempo que se aumentarán las medidas de seguridad en las legaciones rusas en el país euroasiático.

Reuters informó que el diplomático ruso murió tras ser tiroteado por la espalda mientras daba un discurso en una galería de arte. Su asesino, un policía fuera de servicio, gritó: «¡No olviden Alepo!» y «¡Alá es grande!».

El atacante, vestido con traje y corbata negros, se situó detrás del embajador mientras este hablaba en la muestra artística, dijo a Reuters una persona presente en el lugar. La agencia de noticias turca Anadolu dijo que el agresor fue «neutralizado», al parecer abatido a tiros.

Rápidamente se han producido múltiples condenas internacionales, comenzando por la ONU, pero también se incluyen las de los principales adversarios políticos que por estos días sostienen serias disputas con Rusia. Según DPA, el portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Ned Price, comunicó que Estados Unidos «condena fuertemente» el hecho. «Estamos unidos con Rusia y Turquía en nuestra determinación por confrontar el terrorismo en todas sus formas», expresó Price.

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, advirtió que su país está «dispuesto a ofrecer asistencia a Rusia y a Turquía en la investigación de este despreciable ataque, que también fue un asalto al derecho de todos los diplomáticos de representar a su país en todo el mundo».

Desde Bruselas, la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, condenó  en los términos «más enérgicos» el asesinato y expresó su «solidaridad» con Rusia. «Queremos expresar nuestra solidaridad con Rusia ante este acto criminal de violencia», enfatizó.

En igual término se pronunció el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien calificó el atentado como «un acto atroz» sin justificación, dio a conocer EFE.

Desde la capital rusa, DPA publicó que la reunión sobre la situación en Siria, que estaba prevista para este martes en Moscú entre los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Rusia y Turquía, se llevará a cabo a pesar del asesinato de Karlov, según informó el político ruso Leonid Sluzki citado por la agencia Interfax.

El legislador ruso Franz Klinzewitsch caracterizó el atentado como un crimen cuidadosamente planeado y opinó que es incomprensible que las autoridades turcas no hayan protegido mejor al embajador ruso. «Es un error de cálculo del órgano de seguridad. Sobre todo después de los recientes ataques, tendrían que haber protegido a un invitado diplomático de tan alto rango», dijo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.