Violencia en RDC distingue el día después de Kabila

El ahora inconstitucional mandatario nombró un nuevo gobierno, haciendo oídos sordos a la mayoría de la oposición y diversos sectores sociales que reclaman su salida del poder

Autor:

Juventud Rebelde

KINSHASA, diciembre 20.—  Confusión y violencia estallaron este martes en varias ciudades de la República Democrática del Congo (RDC), un día después del término reglamentario del mandato del presidente Joseph Kabila, en el poder desde 2001 y a quien la Constitución le prohíbe volverse a presentar, informaron diversas agencias de prensa.

Al menos 15 personas murieron en la nación africana, resalta EFE, 12 de ellos en la capital, Kinshasa, donde también 20 heridos por balas fueron ingresados en centros hospitalarios. Los decesos ocurrieron durante violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes contrarios a la permanencia en el poder de Kabila.

Cerca de la medianoche, el ahora inconstitucional mandatario nombró un nuevo gobierno, haciendo oídos sordos a la mayoría de la oposición y diversos sectores sociales que reclaman su salida del poder, informó PL.

Ante esta situación, la oposición pidió al pueblo «no reconocer» a Kabila, mientras el nuevo primer ministro Samy Badibanga (antiguo miembro del principal grupo contrario al gobierno) llamó a la calma.

La designación de Badibanga fue parte de un acuerdo entre el ejecutivo y sectores minoritarios opositores que en octubre pasado pactaron permitir que el mandatario siguiera en el poder hasta la elección de un sucesor en los comicios aplazados para abril de 2018.

El Primer Ministro y los demás miembros del gabinete, algunos de ellos contrarios al jefe de Estado saliente, fueron recibidos con disparos en varias ciudades, la mayoría de ellas ocupadas por el ejército, la policía y tropas de la Misión de Naciones Unidas (Monusco).

Badibanga es un disidente de la Unión para la Democracia y el Progreso Social, cuyo jefe, Étienne Tshisekedi, exhortó a los congoleños a desconocer a Kabila como presidente y a manifestaciones pacíficas.

Sin embargo, el consejero de Kabila, Barnabé Kikaya Bin Karubi, aseguró que no se trata del final de su mandato, sino de «un nuevo punto de partida para llevarnos a las elecciones».

En tanto, comentó AFP, los detractores del todavía presidente lo acusan de haber orquestado el aplazamiento de las elecciones y de intentar cambiar la Constitución para poder volver a presentarse a los comicios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.