Abatido en Milán sospechoso de atentado de Berlín - Internacionales

Abatido en Milán sospechoso de atentado de Berlín

El tunecino de 24 años era el principal sospechoso del ataque el lunes a un mercado navideño de Berlín que causó la muerte de 12 personas y 50 heridos

Autor:

Juventud Rebelde

MILÁN, diciembre 23.— La muerte del presunto autor del atentado en Berlín, el tunecino Anis Amri, abatido en un tiroteo con la Policía la madrugada del viernes en Milán, norte de Italia, puso fin a cuatro días de caza al fugitivo en Europa.

Amri, de 24 años, era el principal sospechoso del ataque el lunes a un mercado navideño de Berlín que causó la muerte de 12 personas y 50 heridos, acción reivindicada por el grupo extremista Estado Islámico (EI).

AFP informó que la agencia de propaganda Amaq, ligada al EI, anunció en Beirut que el hombre abatido en Milán era el autor del atentado de Berlín y divulgó un video en el que este jura lealtad a la formación terrorista.

«Fue por casualidad que lo descubrimos durante un control rutinario; parece absurdo, pero es la verdad», admitió el jefe de la Policía de Milán, Antonio de Iesu.

El ministro italiano de Interior, Marco Minniti, confirmó que, «sin ninguna sombra de duda», el muerto en el tiroteo era el tunecino Amri, uno de los hombres más buscados en Europa.

La identificación se hizo a través de las huellas dactilares, las mismas encontradas en el camión utilizado para el ataque del lunes en Berlín.

«Solo cargaba el arma con la que disparó, no tenía móvil, llevaba un pequeño cuchillo y unos pocos cientos de euros», explicó Iesu en una conferencia de prensa.

Según el relato de la Policía, Amri «estaba tranquilo», pero cuando se le pidió vaciar la mochila que cargaba, con un gesto repentino sacó una pistola calibre 22 «ya cargada, lista para su uso, y disparó», hiriendo a uno de los dos agentes en un hombro. El otro policía disparó contra él, que se había escondido detrás de un auto, y lo hirió. Diez minutos después, Amri murió.

El tunecino acababa de llegar de la ciudad francesa de Chambery. Los motivos de su arribo a Milán y, en particular, al barrio de Sesto San Giovanni, así como sus posibles contactos o apoyos en Italia, son investigados.

La muerte de Amri es un «alivio» para Alemania, reconoció un portavoz del Ministerio del Interior de ese país.

«Estamos agradecidos a las autoridades italianas por el estrecho intercambio de informaciones que tuvo lugar, en total confianza, durante la madrugada», señaló por su parte Martin Schäfer, portavoz de la diplomacia alemana.

Varios expertos y políticos han criticado la gestión de la Policía, tanto la alemana como la de Francia, país que el fugitivo atravesó en tren.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.