Maduro cambia Ejecutivo; la oposición, ni un poquito

La oposición sigue frenando el diálogo. Para el 13 de enero está prevista una reunión, pero ya ha manifestado que no existen condiciones para retomar las conversaciones

Autor:

Juventud Rebelde

Caracas, enero 5.— El vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami, nombrado en el cargo la víspera entre la docena de cambios que hizo en el Ejecutivo el presidente Nicolás Maduro, dijo este jueves que el Parlamento ha «irrespetado» los acuerdos de la mesa de diálogo entre la oposición y el Gobierno al mantenerse en desacato al Tribunal Supremo, y catalogó de «ilegítima» a la Cámara, luego que esta juramentara a una nueva directiva.

«Es lamentable que la Asamblea Nacional haya irrespetado los acuerdos de la mesa de diálogo y se mantenga en desacato y de espaldas a la ley», sostuvo El Aissami en su cuenta en la red social Twitter, según reportó EFE.

El Vicepresidente señaló que la ilegítima Asamblea, de mayoría opositora, amenaza la paz del país y sostuvo que desde ella se pretende «imponer el discurso de odio e irrespeto a la Constitución».

También el jefe de la bancada parlamentaria chavista, Héctor Rodríguez, afirmó que la instalación de esta nueva directiva, presidida por el opositor Julio Borges, es «ilegal e inconstitucional» debido al desacato al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Por su parte, Maduro señaló que es «una realidad constitucional» que la Cámara está rumbo a la «autodisolución y la convocatoria de nuevas elecciones», y aseguró que Borges se comprometió con él a acatar al Supremo y a cumplir con todas las iniciativas de diálogo.

Por el contrario, el nuevo jefe del Parlamento venezolano —que releva al desprestigiado Henry Ramos Allup— indicó que en los próximos días el Legislativo declarará el abandono de cargo por parte de Maduro y aseguró que con ello se «abren las puertas para que en Venezuela haya elecciones en todos los niveles».

La oposición sigue frenando el diálogo. Para el 13 de enero está prevista una reunión, pero ya ha manifestado que no existen condiciones para retomar las conversaciones.

Un despacho de Reuters refiere desde Caracas los cambios en el Ejecutivo bolivariano, explicados por Maduro a partir de la necesidad de renovar «y llamar a filas en el Gobierno a un conjunto de compañeros (...) que vengan a cohesionar alrededor de los objetivos y metas que he planteado en la nueva etapa».

Maduro fusionó varios despachos del área económica en «un solo y poderoso» Ministerio de Economía y Finanzas, al frente del cual nombró al actual diputado Ramón Lobo, quien también será el vicepresidente del área económica.

Además, nombró como ministro de Petróleo a Nelson Martínez, quien hasta ahora era jefe de Citgo, filial de PDVSA en Estados Unidos, y ratificó a Eulogio del Pino al frente de esa petrolera estatal.

El sitio resumenlatinoamericano.org recoge que Elías Jaua es el nuevo ministro de Educación y vicepresidente de Misiones, y Adán Chávez, el titular de Cultura. En tanto, la cartera de Educación Universitaria y Tecnología está a cargo de Hugbel Roa, la de Trabajo es ocupada por Francisco Torrealba y la de Salud por Antonieta Caporales.

Maduro designó como titular para las Comunas y Movimientos Sociales a Aristóbulo Istúriz y colocó al frente de Agricultura Urbana a Erika Farías Peña, en tanto el nuevo ministro para Ecosocialismo y Aguas es Ramón Celestino, y el de Obras Públicas, César Salazar. Con los cambios, Ricardo Molina dirige el Ministerio de Transporte y Carmen Meléndez es vicepresidenta de Política y Soberanía.

Maduro ha dicho que anunciará en próximos días medidas para iniciar un camino de recuperación de la economía, fuertemente golpeada por el desplome en los precios del petróleo, su principal rubro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.