El EE. UU. anti-Trump estalló en cólera mientras juraba el 45 presidente

Durante la investidura de Trump, las calles de Chicago vivenciaron la furia de numerosos manifestantes

Autor:

Juventud Rebelde

Washington, enero 20.— El presidente Donald Trump, a las 12:36 de este viernes, puso fin a su discurso inaugural con su lema de campaña: devolver la grandeza a Estados Unidos.

En sus palabras repitió la visión sombría y la lista de los males del país que fueron la característica de su campaña, describió las fábricas cerradas como lápidas y dijo que el Gobierno federal ha gastado cifras multimillonarias para defender «las fronteras de otras naciones mientras se niega a defender las nuestras», reportó AP.

«El combativo empresario y astro de TV reality presidirá un país profundamente dividido, entre los encantados y los horrorizados por su victoria», comentaba la agencia noticiosa.

Mientras, basureros, coches incendiados, vitrinas rotas, gases lacrimógenos: las calles habitualmente asépticas de Washington fueron teatro de disturbios, cuando cientos de manifestantes anti-Trump se enfrentaron violentamente con la policía al margen de la investidura del presidente estadounidense, reportó AFP.

Con la cara cubierta con pañuelos negros, encapuchados o vistiendo máscaras antigás, entre 500 y mil personas quebraron vitrinas y lanzaron piedras contra la policía antidisturbios en la K Street, la denominada «avenida del poder» a pasos de la Casa Blanca, que alberga a grandes bufetes de abogados y cabilderos.

Unos 200 policías intentaron dispersar a los manifestantes tirando decenas de cartuchos de gases lacrimógenos y lanzando gas pimienta.

«Cuatro años de lucha» se leía en la pancarta de una manifestante enmascarada, en referencia al mandato del magnate inmobiliario Donald Trump, que se convirtió unas horas antes en el presidente 45 de Estados Unidos.

Muchos manifestantes protestaban directamente contra Trump, pero una minoría no tan pequeña tenía otras reivindicaciones, sobre todo relativas a los derechos de las minorías, agregó AFP. La policía había arrestado a media jornada a 95 manifestantes.

El resto de las marchas y reuniones durante la jornada de investidura presidencial en Washington fueron pacíficas, puntuadas a veces por insultos y gritos entre ambos bandos.

No lejos de la Avenida Pensilvania, que une el Congreso con la Casa Blanca, manifestantes anti-Trump bloqueaban el paso de los pro-Trump que llegaron a aplaudir al flamante mandatario.

«Vergüenza, vergüenza», gritaban los primeros al paso de los simpatizantes de Trump, la mayoría con gorras de béisbol rojas, el color de los republicanos y de la campaña Trump.

De todas formas, la mayor manifestación contra el nuevo mandatario será el sábado. Se llama la Marcha de Mujeres porque así comenzó a organizarse en la madrugada del triunfo electoral de Trump, pero a ella han ido sumándose otros colectivos sociales, dijo DPA.

Añadió la agencia que se espera que a la capital estadounidense acudan 200 000 manifestantes, ningún presidente norteamericano ha sido recibido con tal movilización social en su contra, comentó la agencia.

Fotos del National Mall durante la investidura del presidente Barack Obama, en enero de 2009, muestran a una multitud desde la fachada oeste del Capitolio hasta el Monumento a Washington.

Las fotografías tomadas desde el mismo punto el viernes permiten ver grandes áreas vacías en ese mismo complejo de monumentos, apuntó a su vez AP, al comentar el menor tamaño de las multitudes asistentes, las tribunas semivacías y los hoteles reportando habitaciones disponibles.

Señala también que Hillary Clinton —a quien Trump agradeció su presencia en la ceremonia— y su esposo, el expresidente Bill Clinton, se sentaron con miembros de la familia de Trump durante el almuerzo posterior. Trump dijo que tenía «mucho respeto por ambos».

Poco antes, en su primer acto presidencial, firmó una ley que allana el camino a la confirmación de su secretario de Defensa designado, el exgeneral de Marines James Mattis, quien en horas de la tarde recibía la aprobación del Senado.

Mientras Trump pronunciaba su discurso, en horas del mediodía del viernes —que fue seguido vía televisión por millones en todo el país y en buena parte del mundo—, el sitio web de la Casa Blanca enumeró una serie de medidas que tomará el nuevo mandatario para derogar «medidas dañinas e innecesarias», incluidas el plan de acción para el clima y una norma sobre agua limpia impuesta por la Agencia de Protección Ambiental.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.