Cumbre de la UE pasa por Trump y por África

Entre las cuestiones en las que la UE está de acuerdo y podrá seguir cooperando con Estados Unidos se encuentra, a juicio de la canciller alemana, Ángela Merkel, la lucha contra el terrorismo

Autor:

Juventud Rebelde

LA VALETA, Malta, febrero 3.— La canciller alemana, Ángela Merkel, asumió este viernes, en la Cumbre informal del bloque regional celebrada en esta ciudad, que en el futuro la Unión Europea (UE) tendrá que llevar a cabo más tareas «en solitario», a causa de la actitud de la nueva administración estadounidense del presidente Donald Trump.

«Habrá cuestiones que podamos hacer juntos (con Estados Unidos), por nuestros intereses comunes, y habrá también tareas que en el futuro tendremos que hacer más en solitario», dijo Merkel en rueda de prensa, al término de la cumbre.

Pese a no estar en la agenda, la proyección internacional de la Casa Blanca fue uno de los asuntos más comentados, reportó EFE.

Entre las cuestiones en las que la UE está de acuerdo y podrá seguir cooperando con Estados Unidos se encuentra, a juicio de Merkel, la lucha contra el terrorismo, no obstante, la Canciller reiteró que el bloque no apoya extender una «sospecha generalizada» hacia personas de «ciertos países o ciertas religiones», una velada crítica a la postura de Trump, quien vetó la entrada a ciudadanos de Libia, Siria, Somalia, Yemen, Irán, Irak y Sudán.

La UE y Estados Unidos tampoco coincidirán en puntos como la mayor implicación en África, la negociación de nuevos acuerdos comerciales y la profundización de los esfuerzos en política de defensa, prosiguió Merkel antes de acotar que Alemania mejorará sus capacidades defensivas.

En la Cumbre de Malta, la UE aprobó medidas de cooperación con Libia y otros países africanos para frenar la llegada de inmigrantes a Europa por el Mediterráneo central. La declaración conjunta se pronuncia por destruir el modelo de negocio de los traficantes de personas y permanecer vigilantes en otras rutas.

El Mediterráneo central se ha convertido en la principal vía de entrada irregular a la UE, con 181 000 llegadas en 2016, en su mayoría a través de Italia. Cerca del 90 por ciento de esos inmigrantes salieron desde Libia, donde la inestable situación favorece el trabajo de las mafias de traficantes.

Entre las prioridades europeas figura la formación, equipamiento y respaldo de los guardacostas libios, el aumento de los esfuerzos para destruir el tráfico humano y la mejora de la situación socioeconómica de las comunidades locales en el país africano.

El documento refrenda la voluntad del bloque de movilizar este año 200 millones de euros para proyectos, con prioridad a los relacionados con la migración en Libia, que se financiarían con el Fondo Fiduciario de la UE.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.