Rusia y su relación con América Latina

La cooperación de Rusia y Centroamérica se basa en la seguridad pública y en el apoyo al desarrollo económico y social en los países de la región, explicó el diplomático ruso Alexánder Schetinin

Autor:

Juventud Rebelde

El director para Latinoamérica del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexánder Schetinin afirmó en una entrevista concedida a RT que «los vínculos entre Rusia y América Latina no son coyunturales y no dependen de nuestras relaciones con terceros».

Schetinin explicó cómo Moscú ve los cambios de gobierno en Argentina y Brasil y la percepción de Rusia sobre las turbulencias políticas en Venezuela y responde a las especulaciones sobre la posible instalación de bases militares rusas en Centroamérica.

Según publica Russia Today, en 2016, Rusia desarrolló sus contactos tanto bilaterales como multilaterales con los países de América Latina. «Para todos los países latinoamericanos y del Caribe el desarrollo de los vínculos con Rusia es una parte importante de su política nacional, independientemente del color del gobierno que haya en uno u otro momento», señaló Schetinin.

En este contexto, el diplomático ruso puso como ejemplo el caso de la llegada a la presidencia de Argentina de Mauricio Macri, cuando «muchos escépticos pensaron que se iba a anular la cooperación con Rusia, pero no fue así».

Respecto a cómo afecta a América Latina la elección de Donald Trump como presidente de EE. UU., Schetinin aseguró que las relaciones rusas con los países de la región, por ejemplo México, no se verán afectadas por los vínculos que estos tengan con sus vecinos del norte y, en general, con terceros países. El director del Departamento Latinoamericano del Ministerio de Relaciones Exteriores recordó que Moscú no desea involucrar a estos países en escenarios ajenos.

Según el diplomático ruso, a su país le interesa arreglar sus relaciones con EE. UU. a partir de los hechos de su nuevo Gobierno y no de sus declaraciones.

La cooperación de Rusia y Centroamérica se basa en la seguridad pública y en el apoyo al desarrollo económico y social en los países de la región, explica Schetinin, quien recordó que Rusia no tiene bases militares en la zona.

Sin embargo, en los ámbitos político y social, Schetinin mostró la preocupación de Moscú por la situación en Venezuela, donde la retórica agresiva y la desobediencia civil de la oposición alimentan la intolerancia, aumentan la división nacional y contribuyen a la desestabilización de la región.

Asimismo, Schetinin recordó que los BRICS sirven para establecer vínculos con otros países del mundo a través del diálogo sobre temas concretos. Además, señaló que la asociación económico-comercial no se plantea ampliar el bloque y expresó los intereses de Rusia en que Brasil resuelva lo antes posibles sus turbulencias políticas internas, presentes allí desde el proceso de impeachment de Dilma Rousseff en diciembre de 2015.

Schetinin también se expresó sobre el recientemente fallecido líder revolucionario cubano Fidel Castro, quien pasó a la historia como una de las figuras más notables de la segunda mitad del siglo XX.

El político ruso afirmó que Fidel Castro logró que Cuba se convirtiese en un jugador de prestigio en la palestra internacional y en un lugar de encuentro para buscar soluciones a los problemas mundiales. El anterior jefe de Estado cubano se convirtió en un símbolo de la dignidad, de la justicia y de la libertad, concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.