Aumentan fallecidos por ola de violencia en estado brasileño Espirito Santo

El estallido de los actos violentos se produjo el sábado tras el comienzo de una huelga de policías militares por reivindicaciones laborales y el aumento del pago de los beneficios

Autor:

Juventud Rebelde

 

BRASILIA, febrero 8.— La ola de violencia que desde el pasado sábado azota al estado brasileño de Espirito Santo, en el sudeste de Brasil, se elevó a 87 víctimas mortales, informaron hoy fuentes oficiales, según PL.

El estallido de los actos violentos se produjo el sábado tras el comienzo de una huelga de policías militares por reivindicaciones laborales y el aumento del pago de los beneficios, entre otras demandas, según el Sindicato de Policías Civiles de ese territorio.

Dada la situación de extrema gravedad fueron enviados a ese estado 1 200 miembros de la Fuerza Nacional, el Ejército y la Marina.

Para el politólogo y profesor de la Universidad Federal estadual Roberto Simoes la crisis es el resultado de la insatisfacción laboral por el ajuste fiscal proyectado por la política de austeridad del Gobierno, publica el sitio digital Brasil de Fato.

En 2015 el gobernador Paulo Hartung, del Partido Movimiento Democrático de Brasil, del presidente Michel Tamer, puso en marcha ajuste fiscal que redujo 1,300 millones de reales del presupuesto de 2016 y un decreto de medidas de reducción del gasto.

Simoes dijo que esa decisión podría traer consecuencias nefastas para el estado y apostó que la crisis afectará a otros sectores como al de los maestros y profesionales de la salud que también sintieron la reducción de sus salarios.

El también politólogo recordó que la policía militar efectiva pasó de 7 800 a 10 000 hombres durante la gestión anterior del gobernador Renato Casagrande, sin embargo ese crecimiento no fue acompañado de un aumento de los salarios.

La presencia de los efectivos del Ejército, de la Fuerza Nacional y de la Marina, no ha podido frenar la violencia debido a lo cual permanecen cerrados cientos de comercios por temor a los saqueos, y escuelas y algunas universidades estaban igualmente cerradas.

Unas pocas líneas del transporte urbano retornaron gradualmente al servicio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.