Revolución Ciudadana y Cubana, dos hitos de justicia popular continental

El presidente Rafael Correa ha agradecido a Cuba, su gobierno y su pueblo las reiteradas muestras de solidaridad, hermandad y respaldo que la isla antillana ha materializado para bien de la nación sudamericana

Autor:

Jorge V. Jaime

Los paralelos entre la Revolución Ciudadana, impulsada por Rafael Correa en Ecuador desde 2007, y la Revolución Socialista de Cuba, con Fidel Castro como líder histórico, se entrelazan principalmente en un contexto político marcado por la justicia social, las leyes en beneficio de las mayorías populares, y el destierro de las maniobras neoliberales que funcionan como lastre para el porvenir macro-económico de los países en el ámbito latinoamericano.

En noviembre de 2016, en La Habana, el propio Rafael Correa delineó los principales puntos de encuentro entre la Revolución Cubana y el proceso político de Alianza País en Ecuador. El mandatario sudamericano expresó sus formulaciones durante su discurso en el acto celebrado para despedir al fallecido líder cubano Fidel Castro, en la Plaza de la Revolución de la capital de Cuba.

Correa en La Habana, en la despedida a Fidel de noviembre del 2016. Foto: Roberto Suárez

En la emotiva alocución Correa esbozó similitudes y subrayó una serie de elementos comunes entre la Revolución Cubana y la Revolución Ciudadana que encabeza en la nación andina. El jefe de Estado recordó que Cuba fue solidaria con la revolución liberal de Eloy Alfaro de fines del siglo XIX y ha sido solidaria con nuestra Revolución Ciudadana del siglo XXI, acotó.

Advirtió de los obstáculos que afrontan los procesos revolucionarios en los países progresistas del subcontinente y apuntó que nuevas tormentas enfrenta nuestra América, quizás más fuertes que aquellas que desafió Fidel Castro durante 70 años de lucha, primero como estudiante y en el Asalto al Moncada, luego como guerrillero en la Sierra Maestra, y, finalmente, al frente de una revolución triunfante, anotó Correa.

«Querido Fidel, tu honda convicción martiana te llevó a estar siempre no del lado en que se vive mejor, sino del lado en que está el deber», enfatizó el mandatario ecuatoriano.

Agregó Correa que Revolución es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia, pero también  realismo.

El presidente de Ecuador declaró durante el homenaje popular a Fidel Castro que el ejemplo del líder cubano trascenderá el tiempo y vivirá en todo el continente americano, además calificó de hipocresía el intentar evaluar el éxito o fracaso de Cuba bajo el bloqueo criminal impuesto por Estados Unidos durante más de 50 años.

Cualquier país capitalista de América Latina habría colapsado en pocos meses bajo esas circunstancias, aseguró Correa, economista de profesión.  En ese sentido, el líder ecuatoriano agradeció la solidaridad de Cuba y Fidel Castro con la Revolución Ciudadana.

Casi en paralelo con el discurso de Correa en La Habana y con el objetivo de aumentar el potencial de atención en el nivel primario de salud, llegaron en 2016 a Ecuador nuevos médicos cubanos, con gran experiencia en misiones de este tipo en múltiples geografías del mundo.

La incorporación de cientos de galenos cubanos a la atención de pacientes en zonas rurales del país, contribuirá al reforzamiento del sistema de enseñanza de la medicina y permitirá brindar un mejor servicio a la población, en especial a los ciudadanos de menos recursos, sostiene una comunicación ministerial ecuatoriana.

El presidente Correa ha puntualizado que no se trata de que Ecuador carezca de talento humano, sino que requiere contar con el suficiente y mientras lo forma es preciso acudir a la ayuda internacional, como la de Cuba.

Recordó el estadista que más de 64 mil colaboradores cubanos, el 75 por ciento de ellos en la rama de la salud, prestan su cooperación en casi un centenar de países y más del 80 por ciento se concentra en América Latina y el Caribe.

Tres médicos cubanos fallecieron en el fuerte terremoto que asoló Ecuador en 2016. Habían llegado a la localidad de Pedernales como parte de la brigada médica de la isla que presta servicios en el país del centro del mundo, conformada por unos 700 profesionales. En la zona del desastre había más de cien doctores cubanos.

Los médicos y especialistas cubanos en el terremoto en Ecuador. Foto: Cubadebate

Unos 50 mil colaboradores cubanos de la salud se encuentran actualmente cumpliendo misiones mediante convenios con naciones como Brasil, Qatar, Argelia, México, Portugal, Arabia Saudita, países  africanos y el propio Ecuador.

En octubre último el vicepresidente de Cuba, Salvador Valdés Mesa; y su homólogo de Ecuador, Jorge Glas, ratificaron en Quito la voluntad de ambos gobiernos de incrementar las relaciones de cooperación.

Valdés, quien presidió la delegación cubana a la Conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III, sostuvo un encuentro con Glas en la sede de la Vicepresidencia.

Glas ofreció una panorámica sobre cómo los ecuatorianos enfrentan el proceso de reconstrucción luego del sismo de magnitud 7,8 que azotó la región costera y dejó un saldo de 671 muertos y pérdidas materiales valoradas en más de tres mil millones de dólares.

Aprovechó la ocasión para agradecer el respaldo de Cuba, que pocas horas después del sismo envió personal médico y rescatistas a la zona de desastre.

Por su parte, Valdés enfatizó el apoyo del Gobierno ecuatoriano a la resolución de Cuba que demanda de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra su país por más de medio siglo y ofreció detalles sobre las relaciones entre La Habana y Washington.

El intercambio, realizado en un ambiente cálido y de fraternidad, fue muestra del excelente estado de relaciones existentes entre ambos países, indicó en declaraciones a PL el Vicepresidente cubano.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.