Conservadores apelan a «batería» de repuesto

Cuando el candidato Francois Fillon pierde carga ante una probable imputación judicial, Alain Juppé reaparece en el paisaje electoral

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, marzo 3.— El exprimer ministro Alain Juppé se perfilaba este viernes como el sustituto del candidato conservador a las cercanas elecciones presidenciales francesas, François Fillon, abandonado en las últimas horas por colaboradores y diputados.

Juppé, que perdió en la segunda vuelta de las primarias de la derecha y el centro, «no se escabullirá si se cumplen estas condiciones: que François Fillon se retire por iniciativa propia y que su familia de la derecha y del centro, Los Republicanos, lo respalde de forma unánime», afirmó una persona de su entorno, según AFP.

Desde que anunció el miércoles su probable imputación en el caso de los empleos supuestamente ficticios de su esposa Penelope, Fillon ha visto cómo decenas de aliados le retiran el apoyo y varias voces de su partido le piden que se retire de la carrera electoral.

El último en sumarse a las deserciones ha sido su portavoz, Thierry Solere, que este viernes anunció su dimisión en Twitter.

Juppé había descartado hasta el momento la posibilidad de sustituir a Fillon como candidato, alegando una obligación de «lealtad» hacia el vencedor de las primarias.

Según el diario francés Le Parisien, el expresidente Nicolas Sarkozy, que hasta ahora se oponía a una candidatura liderada por Juppé, dio ahora su visto bueno a esa opción.

La presión judicial ha ido creciendo en torno a Fillon después de que la Policía registrara el jueves su domicilio en la investigación sobre los sueldos percibidos por su esposa y sus dos hijos como asistentes parlamentarios.

Fillon, convocado por la Justicia para el 15 de marzo, reiteró el jueves en un mitin su intención de seguir en campaña, a pesar de que, según el diario Libération, cerca de 70 de sus aliados le han retirado el apoyo desde el miércoles.

El candidato conservador, antes favorito en los sondeos, se ve ahora en el tercer puesto en intención de voto, por detrás de la ultraderechista Marine Le Pen y del centrista Emmanuel Macron.

Un sondeo publicado este viernes señala que Juppé encabezaría la intención de voto en la primera vuelta si fuera el candidato de Los Republicanos.

El tiempo apremia para una solución alternativa a Fillon, pues los candidatos tienen hasta el 17 de marzo para conseguir los 500 apoyos de representantes locales necesarios para participar en las elecciones.

A petición del diputado Georges Fenech, algunos cargos locales han empezado a apadrinar a Juppé. Del otro lado, el equipo de Fillon le organiza una manifestación de apoyo para el domingo en París. Su éxito -o su fracaso- sugerirá su capacidad para movilizar al electorado, por lo cual muchos consideran esa cita como prueba definitiva para el político conservador.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.