Por la revitalización de la AEC

Se presentaron en la 1ra. Conferencia de Cooperación siete proyectos relacionados con el transporte y el enfrentamiento al cambio climático

Autores:

Juana Carrasco Martín
Marina Menéndez Quintero
Marylín Luis Grillo
Enrique Milanés León

De paso positivo y necesario hacia la integración de los pueblos del Gran Caribe fue catalogada la 1ra. Conferencia de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe que concluyó el miércoles en La Habana con las palabras de clausura pronunciadas por la viceministra cubana del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ileana Núñez Mordoche.

Ileana Núñez Mordoche, vicetitular del Mincex. Foto: Roberto Garaicoa Martínez

La viceministra aseguró que ha sido «valiosa» la participación de países invitados, organismos, bancos y otros actores de la comunidad internacional.

En conferencia de prensa conjunta con June Soomer, secretaria general de la organización, celebrada al finalizar el evento, Núñez Mordoche dio a conocer que se presentaron siete proyectos vinculados a dos de los cinco ejes priorizados de la Asociación: enfrentamiento y adaptación al cambio climático y transporte. También expresó su confianza en que en próximas citas se debatan los tópicos restantes: comercio, turismo y enfrentamiento a los desastres naturales.

En esta ocasión se presentaron cuatro iniciativas en torno al cambio climático y tres relacionadas con el transporte y la conexión del Caribe por mar y aire.

La Vicetitular cubana ratificó que el objetivo principal de la cita fue presentar ante la comunidad internacional el conjunto de proyectos que está ejecutando la AEC para movilizar financiamiento.

En tal sentido June Soomer informó a su vez que el proyecto bandera es el programa dirigido a enfrentar la erosión de los suelos, que inició con la participación de diez Estados miembros y hoy incluye a casi todos.

Soomer agregó, en el encuentro con los periodistas, que dicho programa cuenta ya con el compromiso de financiamiento de países como Francia, Holanda y Corea del Sur. Este será uno de los proyectos más amplios que realizará el mecanismo integracionista, adelantó.

La diplomática dijo que además de los siete proyectos vistos en la jornada, hay otros muchos en mente, que tendremos la oportunidad de discutir, señaló.

Asimismo, destacó la ayuda técnica brindada por Cuba en estos años y también ponderó la apertura de este espacio en La Habana, que permitió a las pequeñas islas del Caribe, sin oportunidad de reunirse regularmente, encontrarse con las naciones donantes.

La secretaria general de la AEC ratificó que el objetivo de esta cita, la cual se espera instaurar con una periodicidad anual, es aunar fuerzas y tener un espacio para discutir y coordinar sobre nuestros proyectos, en tanto se garantiza  que las declaraciones de las cumbres de la AEC, como la de La Habana en 2016, tengan difusión y se cumplan.

En la inauguración del evento había manifestado su expectativa de que en próximas semanas puedan volver a reunirse para buscar la manera de implementar los proyectos aquí vistos.

La integración que nos dará desarrollo

El propósito de «unir esfuerzos e integrarnos para alcanzar el desarrollo necesario para el beneficio de nuestros pueblos» dirigió las actividades de la 1ra. Conferencia de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que fue inaugurada en la mañana de este miércoles por la viceministra del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Ileana Núñez Mordoche.

La funcionaria presidió junto a la secretaria general de la AEC, June Soomer, el evento de esta jornada. «Aspiramos a que estas conferencias se vuelvan una tradición en nuestra Asociación», dijo.

La reunión responde a la voluntad de dar al tema de la cooperación la relevancia que necesita, como parte del proceso de revitalización de la AEC, y comprende la colaboración dentro y fuera de la región.

La complementación y la colaboración en el área es uno de los ejes fundamentales de la AEC, y su fortalecimiento es uno de sus principios básicos, pues contribuye al desarrollo medioambiental y económico de la región, indicó.

Con la Conferencia, subrayó la vicetitular, «honramos los compromisos contraídos en la 7ma. Cumbre», celebrada también en La Habana el pasado año.

El Caribe es una «región única», puntualizó, y dentro de ella Cuba ha contribuido siempre. Más de 20 000 estudiantes de países miembros de la AEC se han graduado en la Isla y existen más de 31 000 colaboradores cubanos que cooperan en esta área, entre ellos 27 000 del sector de la salud.

Para que la cooperación produzca resultados

Por su parte, June Soomer destacó la importancia de la cooperación para el desarrollo de la zona, consideró que esta conferencia es «esencial y oportuna» y ratificó que será punto inicial de una tradición.

En tal sentido, la titular de la AEC dijo que se comienza a formalizar un espacio para el diálogo más amplio y profundo con miembros, observadores y socios nuevos y de larga data, y estimó que a medida que crezca la Asociación será necesario crear espacios para las relaciones.

Soomer aseveró que existe la intención de fortalecer lo que llamó la red de la AEC, a partir de puntos focales respecto a cada proyecto de cooperación, y consideró que la organización está bien posicionada para ser un mecanismo efectivo para la cooperación en el Gran Caribe.

Esa fue una de las razones fundamentales para la creación de la AEC. «Nuestros padres fundadores sabían que la cooperación contribuirá al desarrollo cultural, económico y social futuro de los pueblos», aseveró.

La diplomática santaluceña también manifestó su convicción de que es necesario ampliar y profundizar la red de colaboradores de la AEC y consideró que la instancia que se crea con el nacimiento de esta Conferencia será un espacio para fortalecer y diseñar nuevas redes; para consultar, coordinar y avanzar.

June Soomer resaltó más adelante la importancia del Mar Caribe que nos une como patrimonio común, así como por su papel unificador en la historia subregional, tal cual se recoge en la convención fundacional de la AEC.

Nuestra dependencia de ese recurso es importante para cada Estado miembro y para los millones de personas que viven en las costas y crean su vida en torno al mar.

Hizo énfasis también en el desafío que representa para nuestros territorios bañados por sus aguas, el enfrentamiento al cambio climático que, recordó, afecta al turismo, el transporte y las relaciones comerciales, y manifestó su confianza en que los resultados de esta cita garantizarán la integridad del Mar Caribe.

No obstante las prioridades señaladas, June Soomer estimó que la cooperación en cada esfera es esencial para el desarrollo del Gran Caribe, y afirmó que solo por medio de intervenciones concretas y la creación de sinergias en cada esfera, podremos tener un impacto positivo en nuestros pueblos.

La lista de proyectos que se examinarán, anticipó, revela el interés de la AEC en cada aspecto del desarrollo subregional, dijo Soomer, quien espera que en próximas semanas se puedan reunir para ver la manera de implementarlos.

Para un desarrollo sostenible y consecuente, nuestra cooperación debe ser sustantiva y esencial, enfatizó la titular de la AEC, quien en sus palabras de apertura explicó también que los proyectos que se presentan están sustentados en los planes de desarrollo nacional y en las declaraciones y planes de acción de las cumbres de la AEC de La Habana, en 2016; de Mérida, en 2014, y la de 2013, en Haití.

La AEC está dispuesta a ayudar para que la colaboración produzca resultados reales, aseveró, y exhortó a continuar juntos, y a producir, juntos, cosas positivas.

Países miembros de la AEC

Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

Miembros asociados

Aruba, Curazao, Guadalupe, Martinica, Sint Maarten, Francia: representando a Guyana Francesa, San Bartolomé y San Martín, y Países Bajos: representando a Bonaire, Saba y Sin Eustatius.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.