Vida de perros

Para algunos, la calle depara sinsabores; para otros, mimos despilfarradores que debieran avergonzar a esos amos humanos…

Juana Carrasco Martín
juana@juventudrebelde.cu
12 de Marzo del 2017 12:43:51 CDT

Dicen que cerca de Bombay hay un estado pequeño llamado Junagadh, que a comienzos del siglo XX estuvo bajo el poder de Nawab Sir Mahabet Khan Rasul Khan III, el último Nawah o príncipe de ese estado, cuya afición por los perros era tal que llegó a poseer más de 800 ejemplares, de muy distintas razas, y a ellos les dedicaba la mayor parte de su tiempo.

El excéntrico maharajá indio les construyó un edificio donde cada perro tenía su cuarto con luz eléctrica, teléfono y sirviente. Contrató un veterinario inglés a quien puso al frente de una exclusiva clínica canina. Y si uno de sus perritos fallecía, los funerales eran fabulosos, y con todos los honores reales, al compás de la Marcha Fúnebre de Chopin.

El nawah de Junagadh con su perro favorito

Este amante de los canes llegó al extremo de invitar a príncipes y dignatarios para la boda de su perra Roshanara con Bobby, su perro labrador favorito (aunque otras versiones afirman que el macho pertenecía al Nawab de Mangalore). El cortejo nupcial invitado al convite estuvo formado por más de 50 000 personas. Rutilaban las pulseras de oro del novio y el vestido de seda de la novia, según las descripciones, y los festejos duraron tres días.

Sin embargo, está acuñada la frase «Vida de perros» para los sufridos canes callejeros que tienen que «ganarse» el alimento a como sea, dormir a la intemperie con lluvia, heladas o feroz canícula veraniega, y además sufrir abusos y palizas.

Calificados como «el mejor amigo del hombre», los perros también son queridos por millones que le dan una «vida de perros» que muchos humanos quisieran. Una industria multimillonaria crece a expensa de esa magnanimidad, la cual abarca cuidados de salud y belleza, alimentos especiales, ropa y calzado, chucherías para que jueguen, hoteles caninos y una lista extensa de inimaginables productos. Hasta han sido privilegiados herederos de fortunas.

Pero entre esas exquisiteces y caprichos de ricos, también algunos son sometidos a torturas que los llevan a no desear esa «vida de perros». Las fotos son elocuentes de cómo los «cuidados» puede llegar a la tortura de las amadas mascotas.

Los concursos de perros, donde las más famosas exhibiciones y competencias internacionales son Crufts,  Westminster Kennel Club y la  World Dog Show de la Federación Cinológica Internacional (FCI) son vistas y seguidas en el mundo entero -en transmisiones de televisión— para admirar las bellezas caninas, aunque asociaciones de protección de los animales no dejan de criticar los extremos a que son sometidos los canes en estos eventos.

¿Belleza canina?

En 2008, la BBC sugirió que algunas mascotas de exhibición sufren graves problemas porque sus dueños dan prioridad a la apariencia antes que a la salud del faldero; sin embargo, los criadores se defienden argumentando que en los concursos no ocurre nada inapropiado y se sienten orgullosos de sus proezas.

Aunque saltan triquiñuelas como utilizar tintes para cambiar o fortalecer un color determinado de perro o mantenerlo deslumbrante, y el «dopaje» no es ajeno en ese aspecto: laca para la brillantez del pelaje, tiza, talco para blanquearlos…

El dinero está involucrado y ya no son las afables mascotas familiares las concursantes principales en estos eventos que premian belleza, elegancia y desempeño y son transmitidos en directo por la televisión a todos el mundo, como el celebrado cada febrero en Estados Unidos, en el Madison Square Garden de Nueva York, el ya mencionado Westminster Kennel Club, en el que participan más de 2 000 perros de más de 150 razas reconocidas por ese club.

Mientras, la Federación Cinológica exige requisitos de pedigrí de las 343 razas que reconoce en los 84 países que integran esa Federación y en su espectáculo mide agilidad para superar obstáculos y califica por rostro, dientes, cuerpo y está más cerca del estándar de la raza.

Quizás el más antiguo sea la Exposición Canina Crufts, creada por un empresario británico en 1891 y también tiene pruebas de agilidad, obediencia y ejercicios con música, aunque la primera exposición canina se realizó en Newcastle upon Tyne, también en Inglaterra, en el año 1859.

Ahora bien, hablemos del negocio. El cuidado de las mascotas para aquellos que tienen con qué en este desigual mundo, les sobran opciones y hay millones de canes que son tratados mucho mejor que millones de humanos.

El país donde vive el mayor número de perros es Estados Unidos, donde hay uno por cada cuatro habitantes, así que el cálculo es de 76 millones; aunque dice SrPerro.com que la población canina crece más en la India y da el dato: 58 por ciento entre 2007 y 2012, para un total aproximado de 10,2 millones, pero la mayoría sì que tienene la «vida de perro» que significa vivir en la calle.

En Europa la cifra ha disminuido ligeramente en los últimos años... Quizas sea consecuencia de los avatares económicos del viejo continente.

Según Euromonitor Brasil prefiere los perros pequeños y en el Oriente Medio prefieren los canes más grandes porque al parecer los usan como perros guardianes y para la caza.

El Instituto Ambiental de Estados Unidos ha alertado sobre los graves riesgos que puede acarrear la fiebre consumista mundial, decía un trabajo de la publicación digital Rebelion y acompañaba con una cifra que da vergüenza ajena y eran datos de 2004: los países occidentales gastan en comida para mascotas 17 000 millones de dólares frente a los 19 000 millones que se destinan a luchar contra el hambre.

No trabajo en un circo y me obligan a esta payasada, parece decir este perrito.

Yo me confieso «perrera» y me gustan los mestizos y los satos. He tenido un «salchisato» como mi «Perro Caliente» acogido desde su nacimiento como uno más de la familia y nos acompañó por 16 años callejeando de lo lindo y haciéndose famoso en el barrio por enamoradizo y pendenciero; «Loquita», una sata a pulso, tuvo corta vida pero bien disfrutada en su alegría, que perdió frente a un carro que no frenó a tiempo; «Cantor» era de un vecino, pero le encantaba tenderse en la sala de mi casa y acompañarnos a ver la televisión; «Charlie Chaplin», mi pekinsato, se contoneaba como el personaje de «Canillitas» y aunque debía sacarlo debajo de la cama para asegurar de vez en cuando el aseo de su enredado pelaje no perdía la ocasión de resbalar de un extremo a otro de la casa en la espuma del baldeo. A «Canela», que era de todos, la mimé mientras duró mi estancia en Venezuela. Ahora un callejero sin nombre viene a la hora del almuerzo día tras día y recibe su ración con cariño y amor…

Mis perros todos han sido GANADORES sin artificios ni trampas.

Cuéntanos de los tuyos.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      Rouslyn - 13 de Marzo del 2017 15:14:52 CDT

      Yo tengo a Lucas, un pekinsato como lo llama la periodista, y es el niño malcriado de la casa. Dulce, fiel, cariñoso, es imposible no quererlo. Lo cuido como a un niño, porque de qué sirve tener una mascota si no es para otorgarle todo el cariño posible?? He escuchado historias aterradoras de criadores que sacrifican toda una camada de cachorros de una madre de raza si los pequeños no cumplen con los estándares de la raza, porque no les servirán para venderlos. He conocido también de las modificaciones físicas que han sufrido las distintas razas de perros debido a la acción selectiva del hombre, incluso aunque esas modificaciones impliquen peligrosos defectos físicos que inciden negativamente sobre la salud del animal, solo porque e algún momento a eso se le consideró estéticamente hermoso y se convirtió en un estándar para su raza. Hacerle algo así a los animales es criminal...

    2. 2

      Estefany - 14 de Marzo del 2017 8:28:55 CDT

      Primero que nada feliz día de la prensa para la autora y para todos los que practican tan dedicada y linda labor com es el periodismo. Como amante de todo tipo de perro y de los gatos también considero el artículo muy útil y reflexivo para quienes cometen éstos ABUSOS, el mío es otro miembro de la familia pero nuna se me ocurriría vestirlo como humano, saludos a todos y gracias por las reflexiones...

    3. 3

      Milagros Ruiz - 14 de Marzo del 2017 8:44:40 CDT

      Tengo una historia que contar, tengo perros desde hace algún tiempo, nadie pensaría que lo hiciera pero trabajando en la Microbrigada adopte dos, Negrito y Mocha, callejeros y se pasaban la vida en los latones de basura junto a otra muy grande y fiel que llegó sin avisar a la que llamamos Negra, casi terminando nuestra misión Negrito murió, pero a las bellas las adopté y hasta les crié los 10 perros que tuvieron, finalmente entregué en adopción los de la Negra pero me quedé en casa con Mocha y su cría al que llamamos Coco, ahora son mi vida, me cuidan, nos conocemos y dice el veterinario que están muy malcriados, a Coco le digo que parece Carusso porque casi canta ópera cuando me voy y me presiente cuando me ve. Tengo las fotos de su desarrollo y cómo se llevan de bien su mamá y él, lo que le cuete el poco y ahora cuanto perro veo me da lástima y trato de ayudarlo. Lo que muestra el artículo es criminal, pobre de la conciencia de los que así tratan a los animales, por suerte somos muchos los que los ayudamos

    4. 4

      Antu - 14 de Marzo del 2017 9:19:25 CDT

      Soy una perrera por excelencia, al punto que quisiera tener toda una jauría, lo que por espacio y económícamente me es imposible. Pero les cuento que tengo dos Doberman (Sombra y Don) además de mi satica (Chula); ellos son los niños de la casa y parte de una familia que los adora. Pienso que en cada hogar debe haber una mascota para que nos saque esa ternura que habeces nos falta en la cotinianidad. Y PARA ESO QUE ES MEJOR QUE UN PERRO!!!

    5. 5

      Yendor - 15 de Marzo del 2017 2:55:39 CDT

      Adoro los perros... toda mi vida he tenido alguna perrita conmigo y hace casi dos años perdi una de 6 años que se enfermo y no la pudieron curar, me puse tan mal que me regalaron una nueva en mi centro de trabajo, de apenas dos meses y es mi adoracion, ella es la niña de la casa, hace lo que quiera.. o casi todo, duerme en su camita, ademas de estar bien cuidada y vacunada que es muy importante, pero son muy fieles y agradecidos.

    6. 6

      AYMARA - 15 de Marzo del 2017 13:53:45 CDT

      tengo un perro en casa pero tambien me gustan mucho los gatos a pesar de todo lo que se dice de ellos. el perro que tengo se llama Naiko y estuve una semana buscando quien me regalara uno y buscando por la calle, cuando lo vi por primevera vezz tendria solo un dia de nacido, perro callejero, en brazos de una niña, se lo pedí y la niña me dijo que no, luego de infructuosa la busqueda de un perrito llegue a casa y por la noche la niña llamó a mi puerta diciendo que su abuela no queria perros en casa. lo cuide y lo alimente como a otro bebe mas, me levanté de madrugada 3 y 4 veces alimentarlo, a calentarlo a mimarlo, y yo lo quiero mucho y se que el me quire a mi cuando me mira, es un perro muy fuerte le han pasado muchas cosas, atropellos de autos de carretas de caballos, pedradas, puñaladas y siempre termina frente a la puerta de la casa como eperando a que yo salga para que lo cure como siempre. yo amo a Naiko

    7. 7

      Miguel Angel - 16 de Marzo del 2017 10:40:36 CDT

      Bello trabajo, adoro a los perros, ahora tengo una perrita raza puder, muy simpática y vivaz, cariñosa, es la niña de la casa. Los animales son parte de nuestro ecosistema, debemos darle su espacio y respetarlos. Se ha mercantilizado todo, todo es negocio y medio de lucro, ganancias, aunque para ello sea necesario sacrificar a los animalitos. Las extravagancias y exageraciones son nefastas, pero el amor de un animal de estimación es maravilloso, las plantas, eso es vida saludable, claro, sin molestar a los vecinos. Vivan los canes!!!

    8. 8

      Osmany Santos - 17 de Marzo del 2017 13:54:09 CDT

      Hola a todos. En casa,tenemos un Spaniel Tibetano de 3 años, nombrado Tarzan, que es nuestro perro concentido y mimado. Ante el desconocimiento, nos lo vendieron como Pekinés, pero más adelante conocimos que era Spaniel Tibetano, al ver un programa de Tarde en Casa, donde un criador de la Asociacion Cinologica aclaro este entuerto, comun en Cuba, de crrer una raza por otra. lastima de estos engaños, pero tambien de las cruzas entre ambas razas, nadie gana con eso. Quiero contactar con el grupo Tematico de la Asociacion relacionada con el Spaniel Tibetano, para conocer mas y mejorarla raza en mi ciudad Cienfuegos.

    9. 9

      merlin - 19 de Marzo del 2017 7:08:01 CDT

      Con las terribles cosas que suceden en Cuba con los perros y los gatos considero, con todo respeto, que este artículo es totalmente inútil. Mejor preocúpese y ocúpese JR de lo que sucede con los animales en nuestro país, porque quienes usan a sus mascotas como exhibición no los maltratan, los alimentan y cuidan, porque les dan dinero, no los votan a la calle todo lo contrario, ah???? que a un perro no le guste que le pongan un lazo en el pelo es otra cosa, pero eso es mucho menos que tenerlos en la calle, de vagabundos, sin vacunar, comiendo sobras podridas de los latones de basura, convirtiéndose en peligro para los humanos y al final morir en manos de un chofer apurado y pudrirse en un rincón de la acera, a la vista de todos.

    10. 10

      china - 20 de Marzo del 2017 9:07:46 CDT

      Hola, maravilloso tema, es una pena que las personas echen a la calle los animalitos, mira que se ha hablado del control de la natalidad, para eso mismo, yo siempre he tenido perros, siempre hembras, y cuando han parido los he regalado a todos, y escogiendo a las personas para que se ocupen y preocupen, ahora tengo a una que no se sabe ni que raza es, dicen que esta cruzada con doberman, es bastante agresiva, pero en casa mas cariñosa no puede ser, come los mismo que mi esposo y yo, jamás sobras, para mi es un miembro de la familia, y si se enferma ni duermo, como se cuidaría a un humano, hay personas que lo critican pero yo digo que si uno asumió tener una mascota pues es para darle todo, no solo alimento, sino amor, y todo lo que necesite, y si es cuando te mira con ese amor que lo hace pues es como para derretirse, y que me critiquen le doy todo lo que tenga....ella es los hijos que el destino no me dio.

    11. 11

      Javier Nd - 20 de Marzo del 2017 13:00:08 CDT

      me encantan los perros he tenido algunos pero por mi trabajo me es imposible tener alguno en estos momentos, pues me gusta criarlos y mimarlo yo, pero ademas llamo la atencion las mascotas son para la casa, no para la calle y los vecinos

    12. 12

      lau - 21 de Marzo del 2017 8:31:47 CDT

      yo tuve una perrita sata desde que estaba en 5 grado, duro 14 años, y me acompañó en todos los momentos importantes durante mi niñez hasta que comencé la universidad, era una perrita cariñosa, y me cuidaba, y cuando murió sufrí mucho porque para mi ella iba a estar siempre conmigo, la extraño mucho, pero durante su vida fue feliz, y se cuidó, y se le dio mucho amor. A los animales hay que cuidarlos, no tenerlos por tener y abandonarlos en la calle como ocurre en muchos lugares, ellos se merecen todo el amor del mundo y se debe inculcar desde la niñez, porque he visto a muchos niños dándole patadas a perritos callejeros, y eso es duro de ver

    13. 13

      Naisdel - 21 de Marzo del 2017 11:05:18 CDT

      Los perros son mis mascotas preferidas. Tengo dos pero creanme que si pudiera no se cuantos tuviera.La hembra se llama Fiona y es casi ratonera, el macho es un pequines se llama Chavo.El mes pasado se me enfermaron y pase unos dias terribles pero gracias al veterinario Puchi hoy podemos constar con su alegria contagiosa.Elos nos dan un cariño verdadero. Solo les pido a las personas que acogen un animalito que adquieran la responsabilidad que ese acto requiere.Muchas gracias por el articulo.

    14. 14

      leisy - 5 de Abril del 2017 14:57:20 CDT

      Adoro los perros, siempre he querido tener muuuchos pero la situación financiera no me lo ha permitido, no obstante he llegado a tener 8 y doce por 45 días con el parto de una de mis perritas, adoro las hembras, son mas de la casa. Con el nacimiento de mi hija tuve que deshacerme de la mitad de mis cachorros y quedarme con los más viejos, tengo mestizos, de raza y satos pero todos con sus características particulares que lo hacen únicos. Tengo uno en particular que es fruto de una de mis perritas, a los dos meses me dijeron que tenia que sacrificarlo porque tenia problemas y hoy tiene 6 años, parece un caballito porque se pasa el día saltando pero ha hecho su vida normal como otro cualquiera, incluso es papa de 8 hermosísimos cachorros, fue una trabajosa crianza de pequeño pero valió y vale la pena al mirarlo cada día jugar con su mama y desenvolverse casi como un cachorro normal. Opino que no hay mirada y cariño más tierno y sincero que el de un perro.

      Su triste mirada lo dice todo. Es un abuso Foto: UPI

      Noticias relacionadas

      del autor

      en esta sección